x

Versículos Bíblicos

Anuncios


Amor En La Iglesia

Levítico 19:18
No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.

Juan 13:34
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.

Juan 15:17
Esto os mando: Que os améis unos a otros.

Juan 17:23
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

Juan 17:26
Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.

Romanos 8:37
Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Romanos 12:10
Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.

Romanos 13:8
No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.

2 Corintios 12:15
Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos.

Efesios 5:2
Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

Filipenses 1:8
Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo.

1 Pedro 1:22
Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;

1 Pedro 2:17
Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.

1 Juan 2:10
El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo.

1 Juan 3:11
Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros.

1 Juan 3:23
Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.

1 Juan 3:14
Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte.

1 Juan 4:8
El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

1 Juan 5:2
En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos.