x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


Nahum 1:6 - Traducción en Lenguaje Actual

Nahum 1:6

Cuando nuestro Dios se enoja, las piedras se hacen polvo, como si las partiera un rayo; cuando nuestro Dios se enoja, nadie puede mantenerse firme.

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - Reina Valera 1960

¿Quién permanecerá delante de su ira? ¿y quién quedará en pie en el ardor de su enojo? Su ira se derrama como fuego, y por él se hienden las peñas.

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - Nueva Version Internacional

¿Quién podrá enfrentarse a su indignación? ¿Quién resistirá el ardor de su ira? Su furor se derrama como fuego; ante él se resquebrajan las rocas.

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - Nueva Versión Internacional 1999

¿Quién podrá enfrentarse a su indignación? ¿Quién resistirá el ardor de su ira? Su furor se derrama como fuego; ante él se resquebrajan las rocas.

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - Biblia de las Americas

En presencia de su indignación, ¿quién resistirá? ¿Quién se mantendrá en pie ante el ardor de su ira? Su furor se derrama como fuego, y las rocas se despedazan ante El.

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - Dios habla hoy

¿Quién podrá mantenerse de pie ante su ira? ¿Quién podrá resistir su enojo? Su furia se derrama como fuego, y ante él se parten en dos las peñas.

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

¿Quién puede resistir Su furia? ° ¿Quién puede soportar su ira furiosa? ° Su ira trae a nada los reinos, las rocas quebradas en pedazos ante El. [4]

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - Nueva Traducción Viviente

¿Quién podrá quedar en pie ante su ira feroz? ¿Quién podrá sobrevivir ante su furia abrasadora? Su furor arde como el fuego y ante él las montañas se desmenuzan.

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - La Biblia del Oso  RV1569

Quien permanecerá delante de ſu yra? y quien quedará en pie en el furor de ſu enojo? ſu yra ſe derrama como fuego, y las peñas ſe rompen por el.

Ver Capítulo

Nahum 1:6 - Reina Valera Antigua 1602

¿Quién permanecerá delante de su ira? ¿y quién quedará en pié en el furor de su enojo? Su ira se derrama como fuego, y por él se hienden las peñas.

Ver Capítulo