Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 25:2 - Reina Valera 1960

Deuteronomio 25:2

Y si el delincuente mereciere ser azotado, entonces el juez le hará echar en tierra, y le hará azotar en su presencia; según su delito será el número de azotes.

Ver Capítulo

Deuteronomio 25:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Si el culpable merece ser castigado, se le tenderá en el suelo delante del juez, y allí mismo se le darán los azotes que merezca su delito.

Ver Capítulo

Deuteronomio 25:2 - Nueva Version Internacional

Si el culpable merece que lo azoten, el juez le ordenará tenderse en el suelo y hará que allí mismo le den el número de azotes que su crimen merezca.

Ver Capítulo

Deuteronomio 25:2 - Biblia de las Americas

sucederá que si el culpable merece ser azotado, entonces el juez le hará tenderse, y será azotado en su presencia con el número de azotes de acuerdo con su culpa.

Ver Capítulo

Deuteronomio 25:2 - Dios habla hoy

Si el culpable merece ser azotado, el juez ordenará que se le tienda en el suelo y que en su presencia se le den los azotes que merezca la falta que ha cometido.

Ver Capítulo

Deuteronomio 25:2 - Nueva Traducción Viviente

Si a la persona que está equivocada la condenan a ser azotada, el juez deberá ordenarle que se ponga en el piso y reciba, en su presencia, la cantidad de azotes correspondientes al delito que cometió.

Ver Capítulo

Deuteronomio 25:2 - Palabra de Dios para Todos

Si el culpable merece ser azotado, entonces el juez debe hacer que se ponga boca abajo y sea azotado en frente suyo con el número de latigazos que sea apropiado para su crimen.

Ver Capítulo

Deuteronomio 25:2 - Biblia de Jerusalén 1998

Si el culpable merece azotes, el juez le hará echarse en tierra en su presencia y hará que le azoten con un número de golpes proporcionado a su culpa.

Ver Capítulo

Deuteronomio 25:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

entonces, si el perverso merece ser azotado, el juez lo hará tenderse y será azotado en su presencia: El número de azotes será proporcional a su ofensa;

Ver Capítulo