x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


Jeremías 17:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Jeremías 17:2

»Los altares y las imágenes de Astarté que ustedes levantaron bajo los grandes árboles y en las altas colinas son un peligro para sus hijos. »Yo entregaré a sus enemigos todo lo que ustedes tienen, hasta sus altares y tesoros. Esto lo haré por los pecados que cometieron en su territorio.

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - Reina Valera 1960

mientras sus hijos se acuerdan de sus altares y de sus imágenes de Asera, que están junto a los árboles frondosos y en los collados altos,

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - Nueva Version Internacional

Bien que se acuerdan sus hijos de sus altares junto a árboles frondosos; de sus imágenes de *Aserá sobre altas colinas

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - Nueva Versión Internacional 1999

Bien que se acuerdan sus hijos de sus altares junto a árboles frondosos; de sus imágenes de Aserá sobre altas colinas

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - Biblia de las Americas

Como ellos se acuerdan de sus hijos, así se acuerdan de sus altares y de sus Aseras junto a los árboles frondosos, en las altas colinas.

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - Dios habla hoy

Tus hijos se acuerdan de los altares y de los troncos sagrados[2] que había junto a los árboles frondosos y sobre las colinas elevadas

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

Tal como memorial contra sus hijos, así recuerdan sus altares ° y los asherah junto a los árboles frondosos y sobre los montes altos.

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - Nueva Traducción Viviente

Incluso sus hijos van a rendir culto en los altares paganos y en los postes dedicados a la diosa Asera, debajo de todo árbol frondoso y sobre cada colina alta.

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Paraque ſus hijos ſe acuerden de ſus altares, y de ſus boſques junto à los arboles verdes, y en los collados altos.

Ver Capítulo

Jeremías 17:2 - Reina Valera Antigua 1602

Cuando sus hijos se acuerdan de sus altares y de sus bosques, junto á los árboles verdes y en los collados altos.

Ver Capítulo