Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Crónicas 28:1 - Reina Valera 1960

2 Crónicas 28:1

De veinte años era Acaz cuando comenzó a reinar, y dieciséis años reinó en Jerusalén; mas no hizo lo recto ante los ojos de Jehová, como David su padre.

Ver Capítulo

2 Crónicas 28:1 - Traducción en Lenguaje Actual

Ahaz tenía veinte años de edad cuando comenzó a gobernar sobre Judá. La capital de su reino fue Jerusalén, y su reinado duró dieciséis años. Pero Ahaz no obedeció a Dios, como sí lo había hecho el rey David.

Ver Capítulo

2 Crónicas 28:1 - Nueva Version Internacional

Acaz tenía veinte años cuando ascendió al trono, y reinó en Jerusalén dieciséis años. Pero a diferencia de su antepasado David, Acaz no hizo lo que agrada al Señor.

Ver Capítulo

2 Crónicas 28:1 - Biblia de las Americas

Acaz tenía veinte años cuando comenzó a reinar, y reinó dieciséis años en Jerusalén; pero no hizo lo recto ante los ojos del SEÑOR como su padre David había hecho,

Ver Capítulo

2 Crónicas 28:1 - Dios habla hoy

Ahaz tenía veinte años cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalén dieciséis años; pero sus hechos no fueron rectos a los ojos del Señor, como los de su antepasado David,

Ver Capítulo

2 Crónicas 28:1 - Nueva Traducción Viviente

Acaz tenía veinte años cuando subió al trono y reinó en Jerusalén dieciséis años. Él no hizo lo que era agradable a los ojos del SEÑOR, como sí lo había hecho su antepasado David.

Ver Capítulo

2 Crónicas 28:1 - Palabra de Dios para Todos

Acaz tenía veinte años cuando comenzó a reinar, y gobernó durante dieciséis años en Jerusalén. Él no fue como su antepasado David, pues no hizo lo que le agradaba al Señor.

Ver Capítulo

2 Crónicas 28:1 - Biblia de Jerusalén 1998

Tenía Ajaz veinte años cuando empezó a reinar, y reinó dieciséis años en Jerusalén. No hizo lo recto a los ojos de Yahvé, como David su padre.

Ver Capítulo

2 Crónicas 28:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

[74] Ajaz tenía veinticinco años de edad cuando comenzó su reinado, y reinó dieciséis años en Yerushalayim. Pero él no hizo lo que era recto a los ojos de YAHWEH, como David su padre había hecho.

Ver Capítulo