Dos astronautas relatan como creció su fe al observar la maravilla de la Creación desde el espacio

698

Noticias Cristianas

Dos astronautas relatan como creció su fe
Dos astronautas relatan como creció su fe

La fe ha sido una fuerza de impulso en la historia de la NASA. Sus trabajadores llenan las iglesias y sus astronautas llevan biblias y reliquias en sus misiones. 

Su trabajo les hace mirar literalmente al cielo y allí además de ver el sol y las estrellas han percibido a Dios. Es el caso concreto de dos astronautas de la NASA que han participado en importantes misiones espaciales con el Atlantis y que se han encontrado con Dios viendo desde el espacio la maravilla de la Creación.
Estos dos astronautas son los norteamericanos Mike T. Good y Mike Massimino. Ambos  han llevado su fe hasta lo más alto: el espacio exterior. Los dos son auténticas estrellas mediáticas en EEUU, tienen miles de seguidores en las redes sociales y dan numerosas conferencias. Y siempre que pueden muestran a Dios a través de las cosas creadas por Él y de las que ellos han sido unos privilegiados observadores.

Mike_T_GoodEl coronel Mike Good asegura con convencimiento que “dicen que no hay ateos en las trincheras, pero probablemente tampoco los haya en los cohetes espaciales”. De hecho, la fe es algo muy común en la NASA y está muy vinculada a su historia.

Este astronauta que ha estado dos veces en el espacio con el Atlantis, una de ellas en la misión con el telescopio orbital Hubble, afirma que su fe se ha visto fuertemente fortificada por las vistas que ha podido observar desde la Estación Espacial.

“Esto debe ser similar al Cielo”
Algo muy similar le ocurrió a su compañero Mike Massimino, con quien compartió misión espacial. En una entrevista le preguntaron que describiera lo que era estar en el espacio. Confesó que “yo soñaba con ser astronauta cuando era niño. Tenía seis años cuando Neil Armstrong caminó por primera vezMike_Massimino en la luna. Pero la visión de la Tierra… es ¡tan impresionante ver la Tierra desde el espacio! Podemos ir a los simuladores pero no hay nada que te pueda preparar para lo que tus ojos verán realmente cuando se trata de la belleza del espacio y la belleza de la Tierra”.Intentando explicar lo que sintió afirmaba que “no puedo describirlo con palabras pero puedo decir cuáles eran mis pensamientos. Cuando en la caminata espacial pude mirar el primer pensamiento que vino a mi mente fue que ‘si estuviera en el Cielo, esto es lo que vería’. Y entonces la idea que la reemplazó fue ‘no, es más bello que eso. Esto debe ser similar al Cielo’”.

Massimino asegura que la oración es algo muy común entre los astronautas. “Oré mucho para que todo funcionara y realmente me hizo sentir más cerca de Dios”.

Ya como astronauta le preguntaron cómo ve él el cielo y el infierno. “De niño –cuenta- yo creía que el cielo estaba arriba y el infierno abajo. A medida que nos hacemos mayores nos damos cuenta de que no se puede describir en términos terrenales. Nada de lo que tenemos aquí se irá con nosotros – ni nuestras posesiones, ni nuestras listas de tareas, nuestras preocupaciones o nuestros dolores. Es por eso que Mateo nos dice en el Evangelio que no hay que preocuparse por el mañana”.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com