x

Plan de Salvación

Anuncios

Plan de salvación para tu vida

Dios le ama, y tiene un plan maravilloso para su vida.
(Los textos de las Sagradas Escrituras contenidos en esta sección, de ser posible, deben leerse directamente en la Biblia.)

El amor de Dios
"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en El cree, no se pierda, mas tenga vida eterna." (San Juan 3:16)

El plan de Dios
(Cristo afirma) "Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia" (Una vida completa y con propósito). (San Juan 10:10b)

¿Por qué es que la mayoría de las personas no están experimentando esta "vida en abundancia"? Porque...

El hombre es PECADOR y esta SEPARADO de Dios; por lo tanto no puede conocer ni experimentar el amor y el plan de Dios para su vida.

El hombre es pecador
"Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios." (Romanos 3:23)

El hombre fue creado para tener comunión con Dios, pero debido a su terca voluntad egoísta, escogió su propio camino y su relación con Dios se interrumpió. Esta voluntad egoísta caracterizada por una actitud de rebelión activa ó indiferencia pasiva, es evidencia de lo que la Biblia llama pecado.

El hombre está separado de Dios
"Porque la paga del pecado es muerte..." [ o sea separación espiritual de Dios.] (Romanos 6:23)

Dios es santo y el hombre pecador. Un gran abismo los separa. El hombre está tratando continuamente de alcanzar a Dios y la vida en abundancia, y cruzar este abismo de separación mediante sus propios esfuerzos: la religión; la moral; la filosofía; las buenas obras; etc.

Jesucristo es la UNICA provisión de Dios para el pecador. Solo en el puede usted conocer y experimentar el amor y el plan de Dios para su vida.

El Murió en Nuestro Lugar
"Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8).

Dios es santo y el hombre pecador. Un gran abismo los separa. El hombre está tratando continuamente de alcanzar a Dios y la vida en abundancia, y cruzar este abismo de separación mediante sus propios esfuerzos: la religión; la moral; la filosofia; las buenas obras; etc.

El Resucitó
"Cristo murió por nuestros pecados... fue sepultado, y... resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;... apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos..." (1 Corintios 15:3-6).

Es el Único Camino
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí" (San Juan 14:6).

Dios ha cruzado el abismo que nos separa de El al enviar a su Hijo, Jesucristo, a morir en la cruz en nuestro lugar.

Debemos individualmente RECIBIR a Jesucristo como Señor y Salvador para poder conocer y experimentar el amor y el plan de Dios para nuestras vidas.

Debemos Recibir a Cristo
"Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios." (San Juan 1:12)

Recibimos a Cristo Mediante La Fe
"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe." (Efesios 2:8-9)

Recibimos a Cristo Por Medio De Una Invitación Personal:
(Cristo dice) "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él..." (Apocalipsis 3:20).

El recibir a Cristo comprende un cambio de actitud hacia Dios, confiar en Cristo, para que El entre a nuestras vidas y perdone nuestros pecados.

  • Orar es hablar con Dios

    Dios conoce su corazón y no tiene tanto interés en sus palabras, sino más bien en la actitud de su corazón. La siguiente oración se sugiere como guía.
    Señor Jesucristo: Gracias porque me amas y entiendo que te necesito. Te abro la puerta de mi vida y te recibo como mi Señor y Salvador. Ocupa el trono de mi vida. Hazme la persona que tu quieres que sea. Gracias por perdonar mis pecados. Gracias por haber entrado en mi vida y por escuchar mi oración según tu promesa.

    ¿Expresa esta oración el deseo de su corazón?
    Si lo expresa, haga esta oración ahora mismo, y Cristo entrará a su vida según Su promesa.

    ¿Cómo estar seguro de que Cristo mora en su vida?
    ¿Invitó a Cristo a entrar en su vida? De acuerdo con Su promesa en Apocalipsis 3:20, ¿Dónde está Cristo? Cristo dijo que entrará en su vida. ¿Le engañaría Él? ¿En qué basa su seguridad de que Dios contestó su oración? En la fidelidad de Dios mismo y Su Palabra.

    La Biblia promete vida eterna a todos los que reciben a Cristo
    "Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en Su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios" (I Juan 5:11-13).

    Agradézcale siempre porque Cristo está en su vida y que nunca le abandonará (Hebreos 13:5). Puede estar seguro que el Cristo vivo mora en usted y que tiene vida eterna desde el mismo momento en que lo invitó a entrar confiando en Su promesa. El no le engañará.

    Si Ud. Realizo esta Oración, nos complacería conocerlo y orar por Ud. en esta su nueva vida, por favor escribanos, haciendo clic desde Aquí, escribiendo en el Titulo de Mensaje - Nuevo Creyente.

    ¿Y qué si no siente nada?

  • No dependa de los sentimientos

    Nuestra seguridad está en la promesa de la Palabra de Dios y no en nuestros sentimientos. El cristiano vive por fe (confianza) en la fidelidad de Dios mismo y Su Palabra. El tren ilustra la relación entre el hecho (Dios y Su Palabra), la fe (nuestra confianza en Dios y en Su Palabra) y los sentimientos (el resultado de la fe y la obediencia) (Sn. Juan 14:21).

    El tren corre con ó sin el vagón. Sin embargo, sería inútil tratar de que el vagón haga correr el tren. Del mismo modo, nosotros, como cristianos, no dependemos de los sentimientos ó emociones, sino que ponemos nuestra fe (confianza) en la fidelidad de Dios y en las promesas de Su Palabra.

  • Ahora que ha recibido a Cristo

    En el momento en que usted, en un acto de fe, recibió a Cristo, muchas cosas ocurrieron. He aquí algunas de ellas:

    • Cristo entró en su vida (Apocalipsis 3:20 y Colosenses 1:27).
    • Sus pecados le fueron perdonados (Colosenses 1:14).
    • Usted ha llegado a ser Hijo de Dios (San Juan 1:12).
    • Comenzó a vivir la gran aventura para la cual Dios le creó (San Juan 10:10, 2 Corintios 5:17 y 1 Tesalonicenses 5:18).

    ¿Puede usted pensar en algo más extraordinario que le haya ocurrido que el recibir a Cristo? ¿Le gustaría dar gracias a Dios en oración ahora mismo por lo que Él ha hecho por usted? El acto mismo de dar gracias a Dios es una demostración de fe.

    ¿Y ahora qué?

  • Sugerencias para el crecimiento cristiano

    El crecimiento espiritual es el resultado de permanecer confiando en Jesucristo. "El justo por la fe vivirá" (Gálatas 3:11). Una vida de fe le capacitará para confiar a Dios cada vez más en todo detalle de su vida y para practicar lo siguiente:

    C onverse con Dios en oración diariamente (San Juan 15:7).

    R ecurra a la Biblia, estudiándola diariamente (Hechos 17:11). Principie con el Evangelio de San Juan.

    I nsista en confiar a Dios cada aspecto de su vida (1 Pedro 5:7).

    S ea lleno del Espíritu de Cristo - permítale vivir Su vida en usted (Gálatas 5:16-17; Hechos 1:8).

    T estifique a otros de Cristo verbalmente y con su vida (San Mateo 4:19, San Juan 15:8).

    O bedezca a Dios momento a momento (San Juan 14:21).


En las Sagradas Escrituras (Hebreos 10:25) se nos amonesta "no dejando de reunirnos." Los cristianos, como brasas de fuego, arden cuando están juntos. Apártense los cristianos y como brasas separadas se apagarán solos. Si usted no se congrega con alguna iglesia no espere a que lo inviten a hacerlo. Demuestre iniciativa: llame o visite a un ministro de Dios en una iglesia cercana donde se exalte a Cristo y se predique Su Palabra. Comience esta semana, y haga planes para asistir regularmente.