Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jeremías 2:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Jeremías 2:7

Fui yo quien los trajo a esta buena tierra, donde hay comida en abundancia. Pero llegaron ustedes y todo lo ensuciaron; ¡convirtieron mi tierra en un lugar asqueroso!

Ver Capítulo

Jeremías 2:7 - Reina Valera 1960

Y os introduje en tierra de abundancia, para que comieseis su fruto y su bien; pero entrasteis y contaminasteis mi tierra, e hicisteis abominable mi heredad.

Ver Capítulo

Jeremías 2:7 - Nueva Version Internacional

Yo los traje a una tierra fértil, para que comieran de sus frutos y de su abundancia. Pero ustedes vinieron y *contaminaron mi tierra; hicieron de mi heredad algo abominable.

Ver Capítulo

Jeremías 2:7 - Biblia de las Americas

Yo os traje a una tierra fértil, para que comierais de su fruto y de sus delicias; pero vinisteis y contaminasteis mi tierra, y de mi heredad hicisteis abominación.

Ver Capítulo

Jeremías 2:7 - Dios habla hoy

yo los traje a esta tierra fértil, para que comieran de sus frutos y de sus mejores productos. Pero ustedes vinieron y profanaron mi tierra, me hicieron sentir asco de este país, de mi propiedad.

Ver Capítulo

Jeremías 2:7 - Nueva Traducción Viviente

»Cuando los traje a una tierra fértil para que disfrutaran de sus bienes y de su abundancia, contaminaron mi tierra y corrompieron la posesión que les había prometido.

Ver Capítulo

Jeremías 2:7 - Palabra de Dios para Todos

»Yo los traje a una tierra fértil para que comieran de sus frutos y de todo lo bueno que producía. Pero ustedes profanaron mi tierra; me da asco en lo que convirtieron mi propiedad.

Ver Capítulo

Jeremías 2:7 - Biblia de Jerusalén 1998

Luego os traje a la tierra del vergel, para comer sus deliciosos frutos. Llegasteis y ensuciasteis mi tierra, y pusisteis mi heredad asquerosa.

Ver Capítulo

Jeremías 2:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yo los traje a una tierra fértil [Karmel] ° para que disfrutaran sus frutos y todas sus cosas buenas; pero cuando entraron, ustedes profanaron mi tierra ° e hicieron de mi herencia una abominación. °

Ver Capítulo