x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Isaías 14:31 - Traducción en Lenguaje Actual

Isaías 14:31

»¡Filisteos, griten de dolor; tiemblen de miedo! Porque del norte llega un ejército como una nube de humo, y todos sus soldados están listos para la batalla.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - Reina Valera 1960

Aúlla, oh puerta; clama, oh ciudad; disuelta estás toda tú, Filistea; porque humo vendrá del norte, no quedará uno solo en sus asambleas.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - Nueva Version Internacional

¡Gime y grita, *puerta de la ciudad! ¡Ponte a temblar de miedo, Filistea entera! Porque viene del norte una nube de humo, y nadie rompe la formación.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - Nueva Versión Internacional 1999

¡Gime y grita, puerta de la ciudad! ¡Ponte a temblar de miedo, Filistea entera! Porque viene del norte una nube de humo, y nadie rompe la formación.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - Biblia de las Americas

Gime, puerta; clama, ciudad; derrítete, toda tú, Filistea; porque del norte viene humo, y nadie se rezaga de sus filas.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - Dios habla hoy

¡Laméntense, ciudades filisteas, griten de dolor, tiemblen de espanto! Porque del norte viene un ejército como una nube de humo; ni un solo hombre se sale de las filas.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Aúlla, puertas de la ciudad! ° ¡Qué las ciudades estén afligidas y lloren! ¡Aun todos los Plishtim! Porque una humareda viene del norte, ° y no hay ninguna posibilidad de vivir.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - Nueva Traducción Viviente

¡Giman en las puertas! ¡Lloren en las ciudades! ¡Paralícense de miedo, filisteos! Un poderoso ejército viene como humo desde el norte; cada soldado avanza con prisa, ansioso por pelear.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - La Biblia del Oso  RV1569

Aulla ò puerta, clama ò ciudad, deſleyda Philiſtea toda tu: porq̃ humo vendrá de Aquilon: no quedarà vno ſolo en ſus congregaciones.

Ver Capítulo

Isaías 14:31 - Reina Valera Antigua 1602

Aulla, oh puerta; clama, oh ciudad; disuelta estás toda tú, Filistea: porque humo vendrá de aquilón, no quedará uno solo en sus asambleas.

Ver Capítulo