Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Gálatas 3:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Gálatas 3:17

Lo que quiero decir es esto: la promesa de Dios no puede cambiarla, ni dejarla sin valor, una ley que Dios dio cuatrocientos treinta años después.

Ver Capítulo

Gálatas 3:17 - Reina Valera 1960

Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa.

Ver Capítulo

Gálatas 3:17 - Nueva Version Internacional

Lo que quiero decir es esto: La ley, que vino cuatrocientos treinta años después, no anula el pacto que Dios había ratificado previamente; de haber sido así, quedaría sin efecto la promesa.

Ver Capítulo

Gálatas 3:17 - Biblia de las Americas

Lo que digo es esto: La ley, que vino cuatrocientos treinta años más tarde, no invalida un pacto ratificado anteriormente por Dios, como para anular la promesa.

Ver Capítulo

Gálatas 3:17 - Dios habla hoy

Lo que digo es esto: Dios hizo una alianza con Abraham, y la confirmó. Por eso, la ley de Moisés, que vino cuatrocientos treinta años después, [9] no puede anular aquella alianza y dejar sin valor la promesa de Dios.

Ver Capítulo

Gálatas 3:17 - Nueva Traducción Viviente

Lo que trato de decir es lo siguiente: el acuerdo que Dios hizo con Abraham no podía anularse cuatrocientos treinta años más tarde —cuando Dios le dio la ley a Moisés—, porque Dios estaría rompiendo su promesa.

Ver Capítulo

Gálatas 3:17 - Palabra de Dios para Todos

Lo que estoy diciendo es que el pacto que Dios hizo con Abraham fue oficial mucho antes de que llegara la ley. La ley llegó cuatrocientos treinta años después. Por eso la ley no pudo anular el pacto ni cambiar las promesas de Dios.

Ver Capítulo

Gálatas 3:17 - Biblia de Jerusalén 1998

Y digo yo: Un testamento ya hecho por Dios en debida forma, no puede ser anulado por la ley, que llega cuatrocientos treinta años más tarde, de tal modo que la promesa quede anulada.

Ver Capítulo

Gálatas 3:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

He aquí, lo que estoy diciendo: La parte legal de la Toráh, que vino a existir cuatrocientos treinta años después, no anula un juramento hecho por YAHWEH, como para abolir la promesa.[22]

Ver Capítulo