Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jeremías 8:6 - Reina Valera 1960

Jeremías 8:6

Escuché y oí; no hablan rectamente, no hay hombre que se arrepienta de su mal, diciendo: ¿Qué he hecho? Cada cual se volvió a su propia carrera, como caballo que arremete con ímpetu a la batalla.

Ver Capítulo

Jeremías 8:6 - Traducción en Lenguaje Actual

Los he escuchado con mucha atención, pero no hay quien diga la verdad, ni quien se arrepienta de su maldad. ¡Nadie admite que ha hecho mal! Todos hacen lo que les da la gana, ¡parecen caballos fuera de control!

Ver Capítulo

Jeremías 8:6 - Nueva Version Internacional

He escuchado con suma atención, para ver si alguien habla con rectitud, pero nadie se *arrepiente de su maldad; nadie reconoce el mal que ha hecho. Todos siguen su loca carrera, como caballos desbocados en combate.

Ver Capítulo

Jeremías 8:6 - Biblia de las Americas

'He escuchado y oído, han hablado lo que no es recto; ninguno se arrepiente de su maldad, diciendo: "¿Qué he hecho?" Cada cual vuelve a su carrera, como caballo que arremete en la batalla.

Ver Capítulo

Jeremías 8:6 - Dios habla hoy

He estado escuchando con atención, pero no he oído a nadie que se arrepienta de su maldad y tenga la franqueza de decir: ¿Qué es lo que he hecho? Todos siguen veloces su camino, como caballos desbocados en la batalla.

Ver Capítulo

Jeremías 8:6 - Nueva Traducción Viviente

Escucho sus conversaciones y no oigo una sola palabra de verdad. ¿Hay alguien que esté apenado por haber hecho lo malo? ¿Alguien que diga: “¡Qué cosa tan terrible he hecho!”? ¡No! ¡Todos corren por el camino del pecado tan veloces como galopa un caballo a la batalla!

Ver Capítulo

Jeremías 8:6 - Palabra de Dios para Todos

He escuchado con atención; lo que ellos dicen no es cierto. No hay ni uno que se arrepienta de su maldad y diga: ‘¿Qué es lo que he hecho?’ Todos ellos siguen su propia carrera, como caballo que se lanza a la batalla.

Ver Capítulo

Jeremías 8:6 - Biblia de Jerusalén 1998

He escuchado atentamente: no hablan a derechas. Nadie deplora su maldad diciendo: "¿Qué hice?" Todos se extravían, cada cual en su carrera, como caballo desbocado en la batalla.

Ver Capítulo

Jeremías 8:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yo escuché atentamente, pero ellos no hablaron con ninguna rectitud. ° Nadie se arrepiente de su perversidad, diciendo: "¡Qué he hecho!" ° Cada uno corre en su propia dirección, como caballo que se lanza a la batalla.[44]

Ver Capítulo