Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 37:3 - Reina Valera 1960

Isaías 37:3

Los cuales le dijeron: Así ha dicho Ezequías: Día de angustia, de reprensión y de blasfemia es este día; porque los hijos han llegado hasta el punto de nacer, y la que da a luz no tiene fuerzas.

Ver Capítulo

Isaías 37:3 - Traducción en Lenguaje Actual

y le dijeron al profeta: —El rey Ezequías dice que hoy es un día de luto, de castigo y de vergüenza. Ya hemos perdido las fuerzas; estamos completamente desanimados.

Ver Capítulo

Isaías 37:3 - Nueva Version Internacional

Y le dijeron: "Así dice Ezequías: Hoy es un día de angustia, castigo y deshonra, como cuando los hijos están a punto de nacer y no se tienen fuerzas para darlos a luz.

Ver Capítulo

Isaías 37:3 - Biblia de las Americas

Y ellos le dijeron: Así dice Ezequías: "Este día es día de angustia, de reprensión y de desprecio, pues hijos están para nacer, pero no hay fuerzas para dar a luz.

Ver Capítulo

Isaías 37:3 - Dios habla hoy

y a decirle de parte del rey: "Hoy estamos en una situación de angustia, castigo y humillación; como una mujer que, a punto de dar a luz, se quedara sin fuerzas.

Ver Capítulo

Isaías 37:3 - Nueva Traducción Viviente

Ellos le dijeron: «El rey Ezequías dice: “Hoy es un día de dificultad, insulto y deshonra. Es como cuando un niño está a punto de nacer, pero la madre no tiene fuerzas para dar a luz.

Ver Capítulo

Isaías 37:3 - Palabra de Dios para Todos

Ellos le dijeron al profeta: —Esto es lo que ha dicho Ezequías: “Este es día de tristeza, castigo y desgracia, como cuando las mujeres están a punto de dar a luz, pero no tienen suficiente fuerza para hacerlo.

Ver Capítulo

Isaías 37:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Ellos le dijeron: "Así habla Ezequías: Este día es día de angustia, de castigo y de vergüenza. Los hijos están para salir del seno, pero no hay fuerza para dar a luz.

Ver Capítulo

Isaías 37:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos le dijeron: "Esto es lo que Hizkiyah dice: 'Hoy es un día de aflicción, reprensión y deshonra. Los hijos están listos para nacer, pero no hay fuerzas para traerlos a nacimiento.

Ver Capítulo