Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Corintios 5:16 - Dios habla hoy

2 Corintios 5:16

Por eso, nosotros y a no pensamos de nadie según los criterios de este mundo; y aunque antes pensábamos de Cristo según tales criterios, ahora y a no pensamos así de él.

Ver Capítulo

2 Corintios 5:16 - Reina Valera 1960

De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así.

Ver Capítulo

2 Corintios 5:16 - Traducción en Lenguaje Actual

A partir de ahora, ya no vamos a valorar a los demás desde el punto de vista humano. Y aunque antes valorábamos a Cristo de esa manera, ya no seguiremos valorándolo así.

Ver Capítulo

2 Corintios 5:16 - Nueva Version Internacional

Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente humanos.* Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así.

Ver Capítulo

2 Corintios 5:16 - Biblia de las Americas

De manera que nosotros de ahora en adelante ya no conocemos a nadie según la carne; aunque hemos conocido a Cristo según la carne, sin embargo, ahora ya no le conocemos así.

Ver Capítulo

2 Corintios 5:16 - Nueva Traducción Viviente

Así que hemos dejado de evaluar a otros desde el punto de vista humano. En un tiempo, pensábamos de Cristo sólo desde un punto de vista humano. ¡Qué tan diferente lo conocemos ahora!

Ver Capítulo

2 Corintios 5:16 - Palabra de Dios para Todos

Por eso, desde este momento, no vemos a los demás como lo hace todo el mundo. Es cierto que en el pasado veíamos a Cristo de esa manera, pero ahora no lo vemos como un hombre cualquiera.

Ver Capítulo

2 Corintios 5:16 - Biblia de Jerusalén 1998

Así que, en adelante, ya no conocemos a nadie según la carne. Y si conocimos a Cristo según la carne, ya no le conocemos así.

Ver Capítulo

2 Corintios 5:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

De manera que nosotros de ahora en adelante no miramos a nadie desde un punto de vista mundano. Aun si en un tiempo contemplábamos al Mashíaj desde un punto de vista mundano, ya no más.

Ver Capítulo