x

Versículo del día

Anuncios

Mateo 10:32


A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.


Reflexión del versículo

Preguntémonos a nosotros mismos si damos testimonio de que Cristo vive en nuestros corazones. Porque de esto se trata confesar a Cristo delante de los hombres. Si damos testimonio, si hablamos y predicamos su nombre. Si nuestras acciones en El hablan más que nuestras palabras, si llevamos una vida de obediencia y santidad entonces sintámonos gozosos de que Cristo también testificará ante el Padre que pertenecemos a su cuerpo.

¡Qué gran privilegio! Somos parte de su cuerpo cuando lo reconocemos delante de los hombres, cuando decimos ante ellos que Cristo murió y resucitó al tercer día, que esperamos su venida y que lo amamos con todo nuestro corazón. Que Él es la razón de nuestras vidas, que por El procuramos cada día ser mejor y alejarnos del pecado. Cuando confesamos Cristo a los hombres, entonces Jesús también hablará de nosotros delante de Dios; es decir, nos justificará, nos limpiará y nos santificará para que podamos acercarnos a Dios y ser aceptos a su presencia.

Esta una ecuación exacta, daremos testimonio ante los hombres y El dará testimonio ante su Padre. Recordemos que “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante” Hebreos 12:1. Es decir, que tenemos una gran nube de testigos a nuestro alrededor, procuremos reflejar el amor y sacrificio de Jesús, haciendo esto no solo seremos hechos parte del cuerpo de Cristo sino que también dejando que “alumbre nuestra luz delante de los hombres, ellos verán nuestras buenas obras, y glorificarán a nuestro Padre que está en los cielos a causa de nuestra obediencia” Mateo 5:16.

Oración del Versículo

“Señor Jesús te pedimos que cada día tu luz se refleje en nuestras vidas, que podamos ser testimonio vivo de que tú eres real y que eres la razón de nuestra vida. Enséñanos a tomar tu cruz cada día y seguirte. Reprende todo plan satánico que pretenda alejarnos de ti y que nunca dejemos de confesar tu amor y salvación ante aquellos que aún no te conocen y no han confesado tu nombre” Amen.



Agrega más contenido de Bibliatodo en tu sitio web con nuestros plugins de una manera rápida y sencilla ver mas recursos




Anuncios