x

Biblia Online

Anuncios


Salmos 1 - Biblia Torres Amat 1825

El justo y los pecadores

1. Dichoso aquel varón que no se deja llevar de los consejos de los malos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se asienta en la cátedra pestilente de los libertinos;

2. sino que tiene puesta toda su voluntad en la ley del Señor, y está meditando en ella día y noche.

3. El será como el árbol plantado junto a las corrientes de las aguas, el cual dará su fruto en el debido tiempo, y cuya hoja no caerá nunca; y cuanto él hiciere tendrá próspero efecto.

4. No así los impíos, no así; sino que serán como el tamo o polvo que el viento arroja de la superficie de la tierra.

5. Por tanto no prevalecerán los impíos en el juicio; ni los pecadores estarán en la asamblea de los justos.

6. Porque conoce el Señor y premia el proceder de los justos; mas la senda de los impíos terminará en la perdición.

Biblia Torres Amat

Copyright © Félix Torres Amat. Traducción de la Vulgata al castellano 1825.