Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Lucas 8:14 - Traducción en Lenguaje Actual

Lucas 8:14

Las semillas que cayeron entre espinos representan a los que oyen el mensaje, pero no dejan que el mensaje cambie sus vidas, pues viven preocupados por tener más dinero y por divertirse.

Ver Capítulo

Lucas 8:14 - Reina Valera 1960

La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.

Ver Capítulo

Lucas 8:14 - Nueva Version Internacional

La parte que cayó entre espinos son los que oyen, pero, con el correr del tiempo, los ahogan las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida, y no maduran.

Ver Capítulo

Lucas 8:14 - Biblia de las Americas

Y la semilla que cayó entre los espinos, éstos son los que han oído, y al continuar su camino son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y su fruto no madura.

Ver Capítulo

Lucas 8:14 - Dios habla hoy

La semilla que cayó entre espinos representa a los que escuchan, pero poco a poco se dejan ahogar por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, de modo que no llegan a dar fruto.

Ver Capítulo

Lucas 8:14 - Nueva Traducción Viviente

Las semillas que cayeron entre los espinos representan a los que oyen el mensaje, pero muy pronto el mensaje queda desplazado por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida. Así que nunca crecen hasta la madurez.

Ver Capítulo

Lucas 8:14 - Palabra de Dios para Todos

Las semillas que cayeron entre espinos son como aquellos que oyen el mensaje, pero dejan que las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida los ahoguen, y no dan fruto.

Ver Capítulo

Lucas 8:14 - Biblia de Jerusalén 1998

Lo que cayó entre los abrojos son los que han oído, pero las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida les van sofocando y no llegan a madurez.

Ver Capítulo

Lucas 8:14 - Kadosh Israelita Mesiánica

En cuanto a los que caen en los abrojos, son los que oyen, pero a lo largo de su caminar, son ahogados por las preocupaciones, riquezas y los placeres de esta vida, de modo que su fruto nunca madura.

Ver Capítulo