x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 4:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Isaías 4:4

»Cuando yo dicte sentencia y castigue a mi pueblo, perdonaré a los habitantes de Jerusalén de los crímenes que han cometido.

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - Reina Valera 1960

cuando el Señor lave las inmundicias de las hijas de Sion, y limpie la sangre de Jerusalén de en medio de ella, con espíritu de juicio y con espíritu de devastación.

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - Nueva Version Internacional

Con espíritu de juicio y espíritu[1] abrasador, el Señor lavará la inmundicia de las hijas de Sión y limpiará la sangre que haya en Jerusalén.

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - Nueva Versión Internacional 1999

Con espíritu de juicio y espíritu[b] abrasador, el Señor lavará la inmundicia de las hijas de Sión y limpiará la sangre que haya en Jerusalén.

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - Biblia de las Americas

Cuando el Señor haya lavado la inmundicia de las hijas de Sion y haya limpiado la sangre derramada de en medio de Jerusalén con el espíritu del juicio y el espíritu abrasador,

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - Dios habla hoy

Cuando el Señor dicte su sentencia y ejecute su castigo, limpiará a Jerusalén de la sangre de sus crímenes y lavará las manchas de los habitantes de Sión.

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

YAHWEH lavará la inmundicia de los hijos y las hijas de Tziyon y purgará Yerushalayim de la sangre derramada en ella con el Ruaj de juicio y el Ruaj abrasador,

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - Nueva Traducción Viviente

El Señor lavará la inmundicia de la hermosa Sión* y limpiará a Jerusalén de sus manchas de sangre con el aliento abrasador de su ardiente juicio.

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Quãdo el Señor lauâre las immũdicias de las hijas de Siõ, y limpiâre las ſangres de Ieruſalem de en medio deella cõ eſpiritu de juyzio, y cõ eſpiritu de atalamiento.

Ver Capítulo

Isaías 4:4 - Reina Valera Antigua 1602

Cuando el Señor lavare las inmundicias de las hijas de Sión, y limpiare las sangres de Jerusalem de en medio de ella, con espíritu de juicio y con espíritu de ardimiento.

Ver Capítulo