Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 28:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Isaías 28:4

ese adorno de flores marchitas. ¡La arrancará como a fruta madura!

Ver Capítulo

Isaías 28:4 - Reina Valera 1960

Y será la flor caduca de la hermosura de su gloria que está sobre la cabeza del valle fértil, como la fruta temprana, la primera del verano, la cual, apenas la ve el que la mira, se la traga tan luego como la tiene a mano.

Ver Capítulo

Isaías 28:4 - Nueva Version Internacional

Esa flor marchita de su gloriosa hermosura, sobre la cumbre de un valle fértil, será como higo maduro antes de la cosecha: apenas alguien lo ve y lo tiene en la mano, se lo traga.

Ver Capítulo

Isaías 28:4 - Biblia de las Americas

Y la flor marchita de su gloriosa hermosura, que está sobre la cabeza del valle fértil, será como el primer higo maduro antes del verano, el cual uno ve, y tan pronto está en su mano se lo traga.

Ver Capítulo

Isaías 28:4 - Dios habla hoy

y ese adorno glorioso de flores marchitas que se alza por encima del fértil valle, será como los primeros higos de la temporada: que en cuanto alguien los ve y los tiene a la mano, se los come.

Ver Capítulo

Isaías 28:4 - Nueva Traducción Viviente

Está asentada a la cabeza de un valle fértil, pero su belleza gloriosa se marchitará como una flor. Cualquiera que la vea la arrancará, como a higo que brota temprano y pronto se arranca y se come.

Ver Capítulo

Isaías 28:4 - Palabra de Dios para Todos

Y a ese adorno orgulloso de flores marchitas que se alza sobre un valle fértil le pasará como les pasa a los primeros higos que maduran antes de la cosecha, que cuando alguien los ve, se los come tan pronto les echa mano.

Ver Capítulo

Isaías 28:4 - Biblia de Jerusalén 1998

y el capullo marchito, gala de su adorno, que está en el cabezo del valle fértil; y serán como la breva que precede al verano, que, en cuanto la ve uno, la toma con la mano y se la come.

Ver Capítulo

Isaías 28:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

y la flor marchita de su orgulloso esplendor, ° que está a la cabeza del fértil valle es como el primer higo maduro de verano – cualquiera que la vea, la coge y se la come.

Ver Capítulo