x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 1:15 - Traducción en Lenguaje Actual

Isaías 1:15

”Ustedes oran mucho, y al orar levantan las manos, pero yo no los veo ni los escucho. ¡Han matado a tanta gente que las manos que levantan están manchadas de sangre!

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - Reina Valera 1960

Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - Nueva Version Internacional

Cuando levantan sus manos, yo aparto de ustedes mis ojos; aunque multipliquen sus oraciones, no las escucharé, pues tienen las manos llenas de sangre.

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - Nueva Versión Internacional 1999

Cuando levantan sus manos, yo aparto de ustedes mis ojos; aunque multipliquen sus oraciones, no las escucharé, pues tienen las manos llenas de sangre.

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - Biblia de las Americas

Y cuando extendáis vuestras manos, esconderé mis ojos de vosotros; sí, aunque multipliquéis las oraciones, no escucharé. Vuestras manos están llenas de sangre.

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - Dios habla hoy

Cuando ustedes levantan las manos para orar, yo aparto mis ojos de ustedes; y aunque hacen muchas oraciones, yo no las escucho. Tienen las manos manchadas de sangre.

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Cuando extiendan sus manos, ° Yo volveré mis ojos de ustedes; ° no importa cuanto me supliquen, ° no estaré escuchando; porque sus manos están llenas de sangre. °

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - Nueva Traducción Viviente

Cuando levanten las manos para orar, no miraré; aunque hagan muchas oraciones, no escucharé, porque tienen las manos cubiertas con la sangre de víctimas inocentes.

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - La Biblia del Oso  RV1569

Quando eſtendierdes vueſtras manos, yo eſcõderé de voſotros mis ojos. Tãbiẽ quãdo multiplicardes la oracion, yo no oyré. llenas eſtán de ſagre vueſtras manos.

Ver Capítulo

Isaías 1:15 - Reina Valera Antigua 1602

Cuando extendiereis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos: asimismo cuando multiplicareis la oración, yo no oiré: llenas están de sangre vuestras manos.

Ver Capítulo