x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Hechos 21:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Hechos 21:4

Allí encontramos a algunos seguidores del Señor Jesús, y nos quedamos con ellos siete días. Como el Espíritu Santo les había dicho que Pablo no debía ir a Jerusalén, ellos le rogaban que no siguiera su viaje.

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - Reina Valera 1960

Y hallados los discípulos, nos quedamos allí siete días; y ellos decían a Pablo por el Espíritu, que no subiese a Jerusalén.

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - Nueva Version Internacional

Allí encontramos a los discípulos y nos quedamos con ellos siete días. Ellos, por medio del Espíritu, exhortaron a Pablo a que no subiera a Jerusalén.

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - Nueva Versión Internacional 1999

Allí encontramos a los discípulos y nos quedamos con ellos siete días. Ellos, por medio del Espíritu, exhortaron a Pablo a que no subiera a Jerusalén.

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - Biblia de las Americas

Después de hallar a los discípulos, nos quedamos allí siete días, y ellos le decían a Pablo, por el Espíritu, que no fuera a Jerusalén.

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - Dios habla hoy

Encontramos a los creyentes, y nos quedamos con ellos siete días. Ellos, advertidos por el Espíritu, dijeron a Pablo que no debía ir a Jerusalén.

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Habiendo buscado a los talmidim allí, nos quedamos por una semana. Guiados por el Ruaj, le dijeron a Shaúl que no fuera a Yerushalayim;

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - Nueva Traducción Viviente

Desembarcamos, encontramos a los creyentes* del lugar y nos quedamos con ellos una semana. Estos creyentes profetizaron por medio del Espíritu Santo, que Pablo no debía seguir a Jerusalén.

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Y quedamos nos alli ſiete días, hallados los Diſcipulos, los quales deziã à Paulo por Eſpiritu, q̃ no ſubieße à Ieruſalem.

Ver Capítulo

Hechos 21:4 - Reina Valera Antigua 1602

Y nos quedamos allí siete días, hallados los discípulos, los cuales decían á Pablo por Espíritu, que no subiese á Jerusalem.

Ver Capítulo