Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Habacuc 2:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Habacuc 2:5

Los babilonios son orgullosos, son traicioneros como el vino; su hambre de poder los hace conquistar naciones y pueblos enteros. Son como la muerte, que siempre quiere más; son como la tumba, que nunca está satisfecha.

Ver Capítulo

Habacuc 2:5 - Reina Valera 1960

Y también, el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio, que no permanecerá; ensanchó como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará; antes reunió para sí todas las gentes, y juntó para sí todos los pueblos.

Ver Capítulo

Habacuc 2:5 - Nueva Version Internacional

Además, la riqueza es traicionera;[1] por eso el soberbio no permanecerá. Pues ensancha su garganta, como el *sepulcro, y es insaciable como la muerte. y toma cautivos a todos los pueblos.

Ver Capítulo

Habacuc 2:5 - Biblia de las Americas

Además, el vino traiciona al hombre arrogante, de modo que no se queda en casa. Porque ensancha su garganta como el Seol, y es como la muerte, que nunca se sacia; reúne para sí todas las naciones, y recoge para sí todos los pueblos.

Ver Capítulo

Habacuc 2:5 - Dios habla hoy

[3] Los hombres orgullosos desean el poder; lo buscan sin descanso y siempre quieren más, aun cuando el poder es traicionero. [4] Abren su boca, como el sepulcro; son insaciables, como la muerte, y por eso se lanzan a conquistar nación tras nación.

Ver Capítulo

Habacuc 2:5 - Nueva Traducción Viviente

La riqueza* es traicionera y los arrogantes nunca están tranquilos. Abren la boca tan grande como una tumba* y como la muerte nunca están satisfechos. En su avaricia juntaron a muchas naciones y devoraron a muchos pueblos.

Ver Capítulo

Habacuc 2:5 - Palabra de Dios para Todos

De seguro la riqueza engaña al orgulloso. Él es insaciable como la muerte, pero eso no le saldrá bien. Al igual que la muerte, nunca queda satisfecho; se apodera de todos los países y agarra para sí todas las naciones.

Ver Capítulo

Habacuc 2:5 - Biblia de Jerusalén 1998

¡Ciertamente es traidora la riqueza! ¡Es hombre fatuo y nada conseguirá el que abre sus fauces como el Seol; como la muerte, él nunca se sacia, reúne para sí a las naciones, acapara para sí los pueblos todos!

Ver Capítulo

Habacuc 2:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

Verdaderamente, el vino [9] es traicionero; ° el arrogante no vivirá en Shalom ° pero sigue expandiendo sus deseos como el Sheol; ° como la muerte, nunca estará satisfecho; ° él sigue reuniendo las naciones para sí, reuniendo para él todos los pueblos. °

Ver Capítulo