x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Habacuc 1:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Habacuc 1:5

Dios respondió: «Fíjense en las naciones. Miren lo que sucede entre ellas. Lo que pronto van a ver los dejará con la boca abierta. Si alguien les contara esto, ustedes no podrían creerlo.

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - Reina Valera 1960

Mirad entre las naciones, y ved, y asombraos; porque haré una obra en vuestros días, que aun cuando se os contare, no la creeréis.

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - Nueva Version Internacional

que no las creerán aunque alguien se las explique.

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - Nueva Versión Internacional 1999

La respuesta del Señor «¡Miren a las naciones! ¡Contémplenlas y quédense asombrados! Estoy por hacer en estos días cosas tan sorprendentes que no las creerán aunque alguien se las explique.

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - Biblia de las Americas

Mirad entre las naciones, observad, asombraos, admiraos; porque haré una obra en vuestros días que no creeríais si se os contara.

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - Dios habla hoy

"Miren ustedes a las naciones que los rodean; mírenlas y llénense de espanto. Estoy a punto de hacer cosas tales que ustedes no las creerían, si alguien se las contara. [1]

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

"¡Mira alrededor entre los Goyim! ° ¡Ustedes despreciadores, maravíllense y desvanezcan! ° Porque lo que va a ser hecho en tus días ° tú no creerás, aun cuando te lo digan. °

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - Nueva Traducción Viviente

El SEÑOR respondió: «Observen las naciones; ¡mírenlas y asómbrense!* Pues estoy haciendo algo en sus propios días, algo que no creerían aun si alguien les dijera.

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - La Biblia del Oso  RV1569

Mirad en las Gentes, y ved, y marauillaos, marauillaos; porque obra ſerá hecha en vueſtros dias, que quãdo ſehos cõtâre, no la creereys.

Ver Capítulo

Habacuc 1:5 - Reina Valera Antigua 1602

Mirad en las gentes, y ved, y maravillaos pasmosamente; porque obra será hecha en vuestros días, que aun cuando se os contare, no la creeréis.

Ver Capítulo