x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Génesis 20:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Génesis 20:8

Al día siguiente, muy temprano, Abimélec mandó que todos sus asistentes se presentaran ante él. En cuanto Abimélec les contó lo sucedido, ellos sintieron mucho miedo.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - Reina Valera 1960

Entonces Abimelec se levantó de mañana y llamó a todos sus siervos, y dijo todas estas palabras en los oídos de ellos; y temieron los hombres en gran manera.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - Nueva Version Internacional

En la madrugada del día siguiente, Abimélec se levantó y llamó a todos sus servidores para contarles en detalle lo que había ocurrido, y un gran temor se apoderó de ellos.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - Nueva Versión Internacional 1999

En la madrugada del día siguiente, Abimélec se levantó y llamó a todos sus servidores para contarles en detalle lo que había ocurrido, y un gran temor se apoderó de ellos.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - Biblia de las Americas

Abimelec se levantó muy de mañana, llamó a todos sus siervos y relató todas estas cosas a oídos de ellos; y los hombres se atemorizaron en gran manera.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - Dios habla hoy

Al día siguiente por la mañana, Abimélec se levantó y llamó a sus siervos, y les contó todo lo que había soñado. Al oírlo, ellos tuvieron mucho miedo.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Avimelej se levantó temprano en la mañana, llamó a todos sus sirvientes y les dijo estas cosas; y los hombres tuvieron mucho temor.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - Nueva Traducción Viviente

A la mañana siguiente, Abimelec se levantó temprano y enseguida reunió a todos sus siervos. Cuando les dijo a sus hombres lo que había ocurrido, ellos quedaron aterrados.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - La Biblia del Oso  RV1569

Entõces Abimelech ſe leuãtó de mañana, y llamó à todos ſus ſieruos, y dixo todas eſtas palabras en los oydos dellos, y temieron los hombres en gran manera.

Ver Capítulo

Génesis 20:8 - Reina Valera Antigua 1602

Entonces Abimelech se levantó de mañana, y llamó á todos sus siervos, y dijo todas estas palabras en los oídos de ellos; y temieron los hombres en gran manera.

Ver Capítulo