Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ester 5:9 - Traducción en Lenguaje Actual

Ester 5:9

Aquel día, Amán se fue alegre y contento. Pero cuando llegó a la entrada del palacio y vio que Mardoqueo no se ponía de pie, y ni siquiera se movía, se enfureció mucho.

Ver Capítulo

Ester 5:9 - Reina Valera 1960

Y salió Amán aquel día contento y alegre de corazón; pero cuando vio a Mardoqueo a la puerta del palacio del rey, que no se levantaba ni se movía de su lugar, se llenó de ira contra Mardoqueo.

Ver Capítulo

Ester 5:9 - Nueva Version Internacional

Amán salió aquel día muy contento y de buen humor; pero cuando vio a Mardoqueo en la puerta del rey y notó que no se levantaba ni temblaba ante su presencia, se llenó de ira contra él.

Ver Capítulo

Ester 5:9 - Biblia de las Americas

Salió Amán aquel día alegre y con corazón contento; pero cuando Amán vio a Mardoqueo en la puerta del rey y que éste no se levantaba ni temblaba delante de él, Amán se llenó de furor contra Mardoqueo.

Ver Capítulo

Ester 5:9 - Dios habla hoy

Amán salió del banquete muy contento y satisfecho; pero se llenó de ira al ver que Mardoqueo, que estaba a la puerta del palacio, no se levantaba y ni siquiera se movía al verlo pasar.

Ver Capítulo

Ester 5:9 - Nueva Traducción Viviente

¡Amán salió muy contento del banquete! Sin embargo, cuando vio a Mardoqueo sentado a la puerta del palacio y que no se puso de pie ni tembló de miedo ante su presencia, se enfureció mucho.

Ver Capítulo

Ester 5:9 - Palabra de Dios para Todos

Amán salió ese día del palacio del rey muy feliz y de buen humor. Cuando pasó frente a la puerta del palacio vio allí a Mardoqueo, quien al no mostrarle el debido respeto y temor lo hizo enojar.

Ver Capítulo

Ester 5:9 - Biblia de Jerusalén 1998

Salió aquel día Amán contento y con alegre corazón; pero, al ver a Mardoqueo en la Puerta Real, que no se levantaba, ni siquiera se movía ante él, se llenó Amán de ira contra Mardoqueo,

Ver Capítulo

Ester 5:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ese día Haman salió al rey alegre y de buen ánimo. Pero cuando Haman vio a Mordejai a la puerta del rey, que él: no se levantó ni se movió por él, Haman se enfureció con Mordejai.[34]

Ver Capítulo