A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Undefined index: HTTP_ACCEPT_LANGUAGE

Filename: core/MY_Lang.php

Line Number: 96

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/tuengoogles/public_html/system/core/Exceptions.php:185)

Filename: libraries/Session.php

Line Number: 675

Eclesiastés 5:3 TLA - Recuerda que «el que mucho se preocupa tiene muchas pesadillas», y que «el que mucho habla dice muchas…
x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Eclesiastés 5:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Eclesiastés 5:3

Recuerda que «el que mucho se preocupa tiene muchas pesadillas», y que «el que mucho habla dice muchas tonterías».

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - Reina Valera 1960

Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - Nueva Version Internacional

Quien mucho se preocupa tiene pesadillas, y quien mucho habla dice tonterías.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Quien mucho se preocupa tiene pesadillas, y quien mucho habla dice tonterías.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - Biblia de las Americas

Porque los sueños vienen de la mucha tarea, y la voz del necio de las muchas palabras.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - Dios habla hoy

porque por mucho pensar se tienen pesadillas, y por mucho hablar se dicen tonterías.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque las pesadillas vienen por preocuparse mucho; y la voz de un necio está en la multitud de sus palabras. °

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - Nueva Traducción Viviente

Demasiada actividad trae pesadillas; demasiadas palabras te hacen necio.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Porque como de la mucha occupacion viene el ſueno, anſi la boz del loco, de la multitud de las palabras.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:3 - Reina Valera Antigua 1602

Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio.

Ver Capítulo