x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


2 Samuel 13:19 - Traducción en Lenguaje Actual

2 Samuel 13:19

Pero al verse en la calle, se echó ceniza sobre la cabeza y rompió su vestido para demostrar su vergüenza. Luego se fue llorando y gritando por todo el camino, agarrándose la cabeza.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - Reina Valera 1960

Entonces Tamar tomó ceniza y la esparció sobre su cabeza, y rasgó la ropa de colores de que estaba vestida, y puesta su mano sobre su cabeza, se fue gritando.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - Nueva Version Internacional

Al salir, se echó ceniza en la cabeza, se rasgó la túnica y, llevándose las manos a la cabeza, se fue por el camino llorando a gritos.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - Nueva Versión Internacional 1999

Al salir, se echó ceniza en la cabeza, se rasgó la túnica y, llevándose las manos a la cabeza, se fue por el camino llorando a gritos.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - Biblia de las Americas

Entonces Tamar se puso ceniza sobre la cabeza, rasgó el vestido de manga larga que llevaba puesto, y se fue gritando con las manos sobre la cabeza.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - Dios habla hoy

se echó ceniza en la cabeza, rasgó la túnica que llevaba puesta y , con las manos sobre la cabeza, [1] se fue llorando por el camino.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - Kadosh Israelita Mesiánica

Tamar puso cenizas en su cabeza, rasgó su túnica multicolor que estaba sobre ella, puso su mano sobre su cabeza,[55] y salió llorando a gritos continuamente.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - Nueva Traducción Viviente

Pero entonces, ella rasgó su túnica y echó ceniza sobre su cabeza y, cubriéndose la cara con las manos, se fue llorando.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - La Biblia del Oso  RV1569

Y Thamar tomó ceniza, y eſparziola ſobre ſu cabeça, y rompió la ropa de colores de que eſtaua veſtida: y pueſtas ſus manos ſobre ſu cabeça fueſe gritando.

Ver Capítulo

2 Samuel 13:19 - Reina Valera Antigua 1602

Entonces Thamar tomó ceniza, y esparcióla sobre su cabeza, y rasgó su ropa de colores de que estaba vestida, y puestas sus manos sobre su cabeza, fuése gritando.

Ver Capítulo