x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


2 Reyes 19:18 - Traducción en Lenguaje Actual

2 Reyes 19:18

y que han echado a sus dioses al fuego. Pero en realidad esos no eran dioses, sino imágenes de madera y de piedra hechas por manos humanas, y por eso fueron destruidas.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - Reina Valera 1960

y que echaron al fuego a sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos de hombres, madera o piedra, y por eso los destruyeron.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - Nueva Version Internacional

Han arrojado al fuego sus dioses, y los han destruido, porque no eran dioses sino sólo madera y piedra, obra de manos *humanas.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - Nueva Versión Internacional 1999

Han arrojado al fuego sus dioses, y los han destruido, porque no eran dioses sino sólo madera y piedra, obra de manos humanas.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - Biblia de las Americas

y han echado sus dioses al fuego, porque no eran dioses, sino obra de manos de hombre, de madera y piedra; por eso los han destruido.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - Dios habla hoy

y que han echado al fuego a sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos humanas, de madera o de piedra, [11] y por eso los destruyeron.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

y han echado sus dioses en el fuego. Porque esos no eran dioses, ° meramente el producto de las manos de la gente, madera y piedra; por esto los pudieron destruir.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - Nueva Traducción Viviente

Han arrojado al fuego a los dioses de esas naciones y los han quemado. ¡Por supuesto que los asirios pudieron destruirlos, pues no eran dioses en absoluto! Eran sólo ídolos de madera y de piedra, formados por manos humanas.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - La Biblia del Oso  RV1569

Y q̃ puſieron en el fuego à ſus dioſes, por quanto ellos no eran dioſes, ſi no obra de manos de hombres, madera, o piedra, y anſi los deſtruyeron.

Ver Capítulo

2 Reyes 19:18 - Reina Valera Antigua 1602

Y que pusieron en el fuego á sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos de hombres, madera ó piedra, y así los destruyeron.

Ver Capítulo