Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Corintios 14:22 - Traducción en Lenguaje Actual

1 Corintios 14:22

Por lo tanto, hablar en idiomas desconocidos podrá probarles algo a los no cristianos, pero para los cristianos esos idiomas no prueban nada. En cambio, los mensajes de parte de Dios son para los cristianos, no para los que no creen en Dios.

Ver Capítulo

1 Corintios 14:22 - Reina Valera 1960

Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes.

Ver Capítulo

1 Corintios 14:22 - Nueva Version Internacional

De modo que el hablar en lenguas es una señal, no para los creyentes sino para los incrédulos; en cambio, la profecía no es señal para los incrédulos sino para los creyentes.

Ver Capítulo

1 Corintios 14:22 - Biblia de las Americas

Así que las lenguas son una señal, no para los que creen, sino para los incrédulos; pero la profecía es una señal, no para los incrédulos, sino para los creyentes.

Ver Capítulo

1 Corintios 14:22 - Dios habla hoy

Así que el hablar en lenguas es una señal para los que no son creyentes, no para los que tienen fe. Pero el comunicar mensajes proféticos es una señal para los que tienen fe, no para los que no son creyentes.

Ver Capítulo

1 Corintios 14:22 - Nueva Traducción Viviente

Así que, como ven, el hablar en lenguas es una señal no para los creyentes sino para los incrédulos. La profecía, sin embargo, es para el beneficio de los creyentes, no de los incrédulos.

Ver Capítulo

1 Corintios 14:22 - Palabra de Dios para Todos

Por eso, hablar en lenguas no es una señal para los creyentes, sino para los que no creen. Profetizar, en cambio, es una señal para los creyentes, no para los que no creen.

Ver Capítulo

1 Corintios 14:22 - Biblia de Jerusalén 1998

Así pues, las lenguas sirven de signo no para los creyentes, sino para los infieles; en cambio la profecía, no para los infieles, sino para los creyentes.

Ver Capítulo

1 Corintios 14:22 - Kadosh Israelita Mesiánica

Por tanto, las lenguas son signos para los incrédulos, no para los creyentes; mientras que la profecía[61] es para los creyentes, no para los incrédulos.

Ver Capítulo