x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Amós 1:2 - Reina Valera 1960

Amós 1:2

Dijo: Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén, y los campos de los pastores se enlutarán, y se secará la cumbre del Carmelo.

Ver Capítulo

Amós 1:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Estos fueron los mensajes de Amós: Cuando Dios se enoja y habla desde Jerusalén, se marchitan los pastos; ¡se reseca el monte Carmelo!

Ver Capítulo

Amós 1:2 - Nueva Version Internacional

Amós dijo: "Ruge el Señor desde *Sión; truena su voz desde Jerusalén. Los pastizales de los pastores quedan asolados, y se seca la cumbre del Carmelo."

Ver Capítulo

Amós 1:2 - Nueva Versión Internacional 1999

Amós dijo: «Ruge el Señor desde Sión; truena su voz desde Jerusalén. Los pastizales de los pastores quedan asolados, y se seca la cumbre del Carmelo.»

Ver Capítulo

Amós 1:2 - Biblia de las Americas

Y dijo: El SEÑOR ruge desde Sion, y desde Jerusalén da su voz; los pastizales de los pastores están de duelo, y se seca la cumbre del Carmelo.

Ver Capítulo

Amós 1:2 - Dios habla hoy

Cuando el Señor hace oír su voz de trueno desde el monte Sión, en Jerusalén, las tierras de pastos se marchitan y se reseca la cumbre del Carmelo.

Ver Capítulo

Amós 1:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

él dijo: YAHWEH está rugiendo desde Tziyon, [4] ° relampagueando desde Yerushalayim; ° los pastizales de los pastores se enlutarán, y la cumbre del Monte Karmel está marchitada. °

Ver Capítulo

Amós 1:2 - Nueva Traducción Viviente

Esto es lo que vio y oyó: «¡La voz del SEÑOR rugirá desde el monte Sión; su voz tronará desde Jerusalén! Los buenos pastizales de los pastores se secarán y la hierba del monte Carmelo se marchitará y morirá».

Ver Capítulo

Amós 1:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Y dixo: Iehoua bramará deſde Siõ, y deſde Ieruſalem dará ſu boz: y las habitaciones de los paſtores pondrán luto: y la cumbre del Carmelo ſe ſecará.

Ver Capítulo

Amós 1:2 - Reina Valera Antigua 1602

Y dijo: Jehová bramará desde Sión, y dará su voz desde Jerusalem; y las estancias de los pastores se enlutarán, y secaráse la cumbre del Carmelo.

Ver Capítulo