Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Corintios 7:5 - Reina Valera 1960

2 Corintios 7:5

Porque de cierto, cuando vinimos a Macedonia, ningún reposo tuvo nuestro cuerpo, sino que en todo fuimos atribulados; de fuera, conflictos; de dentro, temores.

Ver Capítulo

2 Corintios 7:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Desde que llegamos a la región de Macedonia, no hemos descansado. Al contrario, hemos sufrido mucho. Hemos luchado contra nuestros enemigos y contra nuestro miedo.

Ver Capítulo

2 Corintios 7:5 - Nueva Version Internacional

Cuando llegamos a Macedonia, nuestro cuerpo no tuvo ningún descanso, sino que nos vimos acosados por todas partes; conflictos por fuera, temores por dentro.

Ver Capítulo

2 Corintios 7:5 - Biblia de las Americas

Pues aun cuando llegamos a Macedonia, nuestro cuerpo no tuvo ningún reposo, sino que nos vimos atribulados por todos lados: por fuera, conflictos; por dentro, temores.

Ver Capítulo

2 Corintios 7:5 - Dios habla hoy

Desde que llegamos a Macedonia, [1] no hemos tenido ningún descanso, sino que en todas partes hemos encontrado dificultades: luchas a nuestro alrededor y temores en nuestro interior.

Ver Capítulo

2 Corintios 7:5 - Nueva Traducción Viviente

Cuando llegamos a Macedonia, no hubo descanso para nosotros. Enfrentamos conflictos de todos lados, con batallas por fuera y temores por dentro.

Ver Capítulo

2 Corintios 7:5 - Palabra de Dios para Todos

Desde que llegamos a Macedonia, no hemos tenido descanso, sino todo lo contrario, hemos tenido muchas dificultades. Nos preocupan nuestros enemigos y nuestros propios temores.

Ver Capítulo

2 Corintios 7:5 - Biblia de Jerusalén 1998

Efectivamente, en llegando a Macedonia, no tuvo sosiego nuestra carne, sino toda suerte de tribulaciones: por fuera, luchas; por dentro, temores.

Ver Capítulo

2 Corintios 7:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque en verdad cuando vinimos a Macedonia, nuestros cuerpos no tuvieron descanso, por el contrario, enfrentamos todo tipo de tribulaciones; altercados externamente, y aprehensiones internamente.

Ver Capítulo