x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Jonás 1:6 - Nueva Version Internacional

Jonás 1:6

El capitán del barco se le acercó y le dijo: ¿Cómo puedes estar durmiendo? ¡Levántate! ¡Clama a tu dios! Quizá se fije en nosotros, y no perezcamos.

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - Reina Valera 1960

Y el patrón de la nave se le acercó y le dijo: ¿Qué tienes, dormilón? Levántate, y clama a tu Dios; quizá él tendrá compasión de nosotros, y no pereceremos.

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - Traducción en Lenguaje Actual

El capitán se le acercó y le dijo: —¡Qué haces aquí, dormilón! ¡Levántate y pide ayuda a tu dios! ¡Tal vez nos salve al ver que estamos en peligro!

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - Nueva Versión Internacional 1999

El capitán del barco se le acercó y le dijo: -¿Cómo puedes estar durmiendo? ¡Levántate! ¡Clama a tu dios! Quizá se fije en nosotros, y no perezcamos.

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - Biblia de las Americas

El capitán se le acercó y le dijo: ¿Cómo es que estás durmiendo? ¡Levántate, invoca a tu Dios! Quizás tu Dios piense en nosotros y no pereceremos.

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - Dios habla hoy

Entonces el capitán fue a donde estaba Jonás, y le dijo: –¿Qué haces tú ahí, dormilón? ¡Levántate y clama a tu Dios! Tal vez quiera ocuparse de nosotros y nos ponga a salvo.

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

El capitán del barco lo encontró, y le dijo: "¿Qué haces aquí durmiendo? ¡Levántate! ¡Clama a tu dios! Quizá el dios se acuerde de nosotros y no moriremos." °

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - Nueva Traducción Viviente

así que el capitán bajó a buscarlo. «¿Cómo puedes dormir en medio de esta situación? —le gritó—. ¡Levántate y ora a tu dios! Quizá nos preste atención y nos perdone la vida».

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - La Biblia del Oso  RV1569

Y el Maeſtre de la nao ſe llego àel, y le dixo: Que tienes dormilõ? leuãtate, y clama à tu dios, por ventura el aurá compaßion de noſotros, y no pereceremos.

Ver Capítulo

Jonás 1:6 - Reina Valera Antigua 1602

Y el maestre de la nave se llegó á él, y le dijo: ¿Qué tienes, dormilón? Levántate, y clamá á tu Dios; quizá él tendrá compasión de nosotros, y no pereceremos.

Ver Capítulo