x

Biblia Online

Anuncios


Apocalipsis 3:4 - Nueva Version Internacional

Apocalipsis 3:4

Sin embargo, tienes en Sardis a unos cuantos que no se han manchado la ropa. Ellos, por ser dignos, andarán conmigo vestidos de blanco.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - Reina Valera 1960

Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - Traducción en Lenguaje Actual

’Sin embargo, en Sardes hay algunas personas que no han hecho lo malo. Por eso, andarán conmigo vestidos con ropas blancas, símbolo de victoria y santidad, pues se lo merecen.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - Nueva Versión Internacional 1999

Sin embargo, tienes en Sardis a unos cuantos que no se han manchado la ropa. Ellos, por ser dignos, andarán conmigo vestidos de blanco.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - Biblia de las Americas

'Pero tienes unos pocos en Sardis que no han manchado sus vestiduras, y andarán conmigo vestidos de blanco, porque son dignos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - Dios habla hoy

Sin embargo, ahí en Sardes tienes unas cuantas personas que no han manchado sus ropas; ellas andarán conmigo vestidas de blanco, [1] porque se lo merecen.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Sin embargo, tienes un poco de gente en Sardis que han guardado la Toráh; y caminarán conmigo vestidos de blanco, porque son dignos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - Nueva Traducción Viviente

»Sin embargo, hay algunos en la iglesia de Sardis que no se han manchado la ropa con maldad. Ellos caminarán conmigo vestidos de blanco, porque son dignos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Mas tienes vnas pocas perſonas tambien en Sardo, que no han enſuziado ſus veſtiduras, y andarán conmigo en veſtiduras blancas pot que ſon dignos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 3:4 - Reina Valera Antigua 1602

Mas tienes unas pocas personas en Sardis que no han ensuciado sus vestiduras: y andarán conmigo en vestiduras blancas; porque son dignos.

Ver Capítulo