Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Apocalipsis 13:12 - Nueva Version Internacional

Apocalipsis 13:12

Ejercía toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hacía que la tierra y sus habitantes adoraran a la primera bestia, cuya herida mortal había sido sanada.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:12 - Reina Valera 1960

Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:12 - Traducción en Lenguaje Actual

había recibido autoridad del primer monstruo, y trabajaba para él. Obligaba a los habitantes del mundo a que adoraran al primer monstruo, el cual se había repuesto de su herida mortal.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:12 - Biblia de las Americas

Ejerce toda la autoridad de la primera bestia en su presencia, y hace que la tierra y los que moran en ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:12 - Dios habla hoy

y tenía toda la autoridad del primer monstruo, en su presencia, y hacía que la tierra y sus habitantes adoraran al primer monstruo, el que había sido curado de su herida mortal.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:12 - Nueva Traducción Viviente

Ejercía toda la autoridad de la primera bestia y exigía que toda la tierra y sus habitantes adoraran a la primera bestia, la que se había recuperado de su herida mortal.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:12 - Palabra de Dios para Todos

Esta bestia recibió autorización para ejercer el poder de la primera y lo usaba para hacer que toda la gente adorara a la primera bestia que tenía curada la herida mortal.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:12 - Biblia de Jerusalén 1998

Ejerce todo el poderío de la primera Bestia en servicio de ésta, haciendo que la tierra y sus habitantes adoren a la primera Bestia, cuya herida mortal había sido curada.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:12 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ejercita toda la autoridad de la primera bestia en su presencia y hace que la tierra y sus habitantes adoren a la primera bestia, cuya herida mortal le fue sanada.

Ver Capítulo