x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



1 Samuel 4:20 - Nueva Version Internacional

1 Samuel 4:20

Al verla agonizante, las parteras que la atendían le dijeron: "Anímate, que has dado a luz un niño." Ella no respondió; ni siquiera les hizo caso.

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - Reina Valera 1960

Y al tiempo que moría, le decían las que estaban junto a ella: No tengas temor, porque has dado a luz un hijo. Mas ella no respondió, ni se dio por entendida.

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - Traducción en Lenguaje Actual

eso le causó la muerte. Antes de que ella muriera, las mujeres que la atendían le dijeron: «Anímate, tuviste un niño».

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - Nueva Versión Internacional 1999

Al verla agonizante, las parteras que la atendían le dijeron: «Anímate, que has dado a luz un niño.» Ella no respondió; ni siquiera les hizo caso.

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - Biblia de las Americas

Al tiempo que moría, las mujeres que estaban junto a ella le dijeron: No temas, porque has dado a luz un hijo. Pero ella no respondió ni prestó atención.

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - Dios habla hoy

y al ver las que la asistían que ella se moría, le dijeron: "No tengas miedo, que has dado a luz un niño." Pero ella no respondió ni les hizo caso;

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - Kadosh Israelita Mesiánica

Mientras ella moría, las mujeres paradas al lado de ella le dijeron: "No temas, porque has dado a luz a un hijo." Pero ella no respondió ni mostró señales de reconocer.

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - Nueva Traducción Viviente

Ella murió después del parto, pero antes de que muriera las parteras trataron de animarla. «No tengas miedo —le dijeron—. ¡Tienes un varón!». Pero ella no contestó ni les prestó atención.

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - La Biblia del Oso  RV1569

Y al tiempo que ſe moriá, dezianle las que eſtauan cabe ella, No tẽgas temor, porque has parido hijo. Mas ella no reſpõdió, ni paró mientes.

Ver Capítulo

1 Samuel 4:20 - Reina Valera Antigua 1602

Y al tiempo que se moría, decíanle las que estaban junto á ella: No tengas temor, porque has parido un hijo. Mas ella no respondió, ni paró mientes.

Ver Capítulo