x

Versículo del día

Anuncios


Juan 6:58


Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente.


Reflexión del versículo

Jesús dejó los cielos de esplendor para venir a la tierra a hacerse hombre por amor a todo. Por ello, las escrituras lo asemejan con el pan ¿por qué? Sólo Jesús pudo saciar el hambre del hombre, darle alimento de vida eterna.

Lo que el Señor resalta aquí es la autoridad que él mismo tenía para dar esta "comida que a vida eterna permanece".

Esta se fundaba en el hecho de que "a éste señaló Dios el Padre". ¿Cómo y en qué momento le había señalado el Padre? Tal vez debamos ver aquí una referencia a su bautismo, cuando al comenzar su ministerio público el Espíritu Santo vino sobre él y el Padre desde los cielos dijo: "Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia" (Mr 1:10-11).

Oración del Versículo

Señor solo tu das palabra de vida eterna. Nadie como tú para saciarme y darme el refrigerio que llena de mi vida. Te pido que mi ser nunca se aparte de lo que tú tienes para mi, ayúdame a no ser conformista, sino a beber día a día de la fuente de agua inagotable.





Anuncios