x

Biblia Online

Anuncios


Salmos 5 - Reina Valera 1990 (Biblia Adventista)

Plegaria pidiendo protección Al músico principal; sobre Nehilot. Salmo de David.

1. Salmo de David Escucha, oh Eterno, mis palabras. Atiende mi lamento.

2. 'Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, porque a ti oraré.*

3. Oh Eterno, de mañana oirás mi voz,* de mañana me presentaré ante ti, y esperaré.

4. Tú no eres un Dios que se complace en la maldad. El malo no habitará junto a ti.

5. Los arrogantes no podrán estar ante tus ojos. Aborreces a todos los que practican la iniquidad.

6. Destruirás a los que hablan mentira.* Al sanguinario y engañador abomina el Eterno.*

7. Pero yo, por la riqueza de tu constante amor, entraré en tu casa. Con reverencia adoraré en tu santo templo.

8. 'Guíame, oh Eterno, en tu justicia, a causa de mis enemigos.* Allana tu camino delante de mí.

9. En la boca de ellos no hay sinceridad, sus entrañas son malas. Sepulcro abierto es su garganta, con su lengua lisonjean.*

10. Decláralos culpables, oh Dios, caigan por sus planes. Por la multitud de sus transgresiones, échalos, porque se rebelaron contra ti.

11. Pero alégrense todos los que en ti confían: den siempre voces de júbilo, porque tú los defiendes. En ti se regocijen los que aman tu Nombre.

12. Porque tú, oh Eterno, bendices al justo, lo rodeas con tu favor como con un escudo.

Nueva Reina Valera 1990, Versión Adventista del Séptimo día. © Copyright 2000

All Rights Reserved to © Sociedad Bíblica Emanuel, INC