- Anuncios -
x

Biblia Online




Salmos 37 - Biblia Kadosh Israelita Mesiánica

El camino de los malos Salmo de David.

1. [Un canto] De David. א No te inquietes a causa de los malhechores ni envidies a los que hacen iniquidad,

2. porque pronto ellos se marchitarán como hierba y se secarán como el verde de los campos.

3. ב Confía en YAHWEH y haz el bien; habita en La Tierra,[109] y serás alimentado con la riqueza de ella.

4. Entonces te deleitarás en YAHWEH, y El te otorgará los deseos de tu corazón.[110]

5. ג Encomienda tus caminos a YAHWEH; confía en El, y El los traerá a suceder.

6. El hará que tu justificación resplandezca como la luz, la justicia de tu causa como el sol del mediodía.

7. ד Sométete a YAHWEH, y suplícale a El. No te inquietes por aquellos cuyos caminos prosperan a causa de sus planes perversos.

8. ה Deja la ira, pon a un lado la furia no estés enojado – conduce al mal.[111]

9. Porque los malhechores serán destruidos, pero aquellos que esperan en YAHWEH heredarán La Tierra.[112]

10. ו Pronto ya no habrá más hombres perversos; buscarás donde él estaba, y ya no estará allí.

11. Pero los mansos heredarán La Tierra y se deleitarán en Shalom abundante.[113]

12. ז El pecador maquina contra el justo y rechina sus dientes contra él;

13. pero YAHWEH se ríe del perverso, sabiendo que su día vendrá.

14. ח Los perversos han desenvainado sus espadas, han entesado sus arcos para derribar al pobre y menesteroso, para matar a los rectos de corazón.

15. Pero las espadas atravesarán sus propios corazones, y sus arcos serán quebrados.[114]

16. ט Mejor lo poco que tiene el justo que las riquezas del perverso.

17. Porque los brazos del perverso serán quebrados, pero YAHWEH sostiene al justo.

18. י YAHWEH conoce los caminos del perfecto, y su herencia será para siempre.

19. Ellos no estarán avergonzados en tiempos malos; cuando venga la hambruna, ellos serán saciados.

20. כ Porque los pecadores perecerán; los enemigos de YAHWEH en el momento de ser honrados y exaltados, han totalmente desaparecido como humo.[115]

21. ל El pecador toma prestado y no paga, pero el justo tiene compasión y da.

22. Porque aquellos que lo bendicen heredarán La Tierra, pero aquellos que lo maldicen serán totalmente destruidos.[116]

23. מ YAHWEH dirige rectamente los pasos del hombre, y El se deleita en su camino.

24. Cuando él cae, no será arruinado, porque YAHWEH lo sostiene de la mano.

25. נ Yo he sido joven, y ciertamente ahora estoy viejo; sin embargo, ni una sola vez he visto al justo abandonado ni a su zera mendigando el pan.

26. El es misericordioso y presta constantemente, y su zera es bendecida.[117]

27. ס Vuélvete del mal y haz el bien, vivirás para siempre.

28. Porque YAHWEH ama la justicia y no abandonará a sus Kadoshim; ellos serán preservados para siempre, los inocentes serán vengados: pero la zera de los perversos será cortada.

29. El justo heredará la tierra y habitará en ella para siempre.

30. פ La boca del justo meditará sabiduría, su lengua hablará de juicio.

31. La Toráh de su Elohim está en su corazón; sus pies no resbalan.

32. צ El pecador mantiene sus ojos sobre el justo, buscando oportunidad de matarlo.

33. Pero YAHWEH no lo dejará en sus manos, ni de ningún modo sea condenado cuando lo juzguen.

34. ק Pon tu esperanza en YAHWEH, guarda Su camino, y El te levantará a lo alto para heredar La Tierra. Cuando el perverso sea cortado, tú lo verás.

35. ר Yo he visto un hombre perverso exaltándose a sí, levantándose a sí como cedro del Levanon.

36. Pero pasé por ahí de nuevo, y él ya no estaba allí; yo lo busqué, pero no pudo ser encontrado.

37. ש Mantén la inocencia, considera la rectitud; habrá un remanente para el hombre de Shalom.

38. Pero los transgresores serán todos destruidos juntos; y el remanente del perverso será totalmente destruido.

39. ת YAHWEH es el que salva al justo; El es su defensor en tiempos de aflicción.

40. YAHWEH los ayuda y los rescata, los rescata de los pecadores y los salva; porque han esperado en El.

Kadosh Israelita Mesiánica

Traducción Kadosh Israelita Mesiánica © 2011 Diego Ascunce Traductor