x

Biblia Online

Anuncios



Mateo 6 - Biblia Kadosh Israelita Mesiánica

Jesús y la limosna

1. '¡Ten cuidado de alardear con tus actos de tzedakah delante de la gente para ser visto por ellos! Si lo haces, no tendrás recompensa de tu Padre en el cielo.

2. Así que, cuando hagas tzedakah, no lo anuncies con trompetas para ganar el elogio de la gente, como los hipócritas en las sinagogas y en las calles. ¡Sí, les digo que ellos ya tienen su recompensa!

3. Pero tú, cuando hagas tzedakah, no dejes que tu mano derecha sepa lo que tu mano izquierda está haciendo.

4. Entonces tu tzedakah será en secreto; y tu Padre que ve lo que haces en secreto te recompensará.

Jesús y la oración

5. 'Cuando ores, no seas como los hipócritas, que aman orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para que la gente los vea. ¡Sí, les digo, ellos ya tienen su recompensa!

6. Pero tú, cuando ores, entra en tu habitación cierra la puerta, y ora a tu Padre en secreto.[29] Tu Padre que ve todo lo que se hace en secreto te recompensará.

7. 'Y cuando oren, no balbuceen repetidamente y sin intención como los paganos, que creen que YAHWEH les oye mejor si hablan mucho.[30]

8. No sean como ellos, porque tu Padre sabe lo que necesitas, antes que le pidas.

9. Tú, por lo tanto, ora así: '¡Padre nuestro, que estás en el cielo! Kadosh sea guardado Tu Nombre.[31]

10. Venga tu Reino, Hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

11. Danos el pan que necesitamos hoy.

12. Perdona el mal que hemos hecho, como nosotros perdonamos a los que nos han hecho mal.

13. [32] Y no nos conduzcas a prueba fuerte, sino guárdanos salvos del maligno. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre. Amein.

14. Porque si perdonas a otros sus ofensas, tu Padre celestial también te perdonará a ti;

15. si no perdonas a otros sus ofensas, tu Padre celestial no perdonará las tuyas.[33]

Jesús y el ayuno

16. 'Ahora bien, cuando ayunen, no se paseen con aspecto miserable, como los hipócritas. Ellos ponen cara amargada, para que la gente sepa que están ayunando. ¡Sí! Yo les digo: ¡Ellos ya tienen su recompensa!

17. Pero tú, cuando ayunes, lava tu cara y acicálate,

18. para que nadie sepa que estás ayunando, excepto tu Padre que sabe tus secretos. Tu Padre que ve lo que se haces en secreto te recompensará.

Tesoros en el cielo

19. 'No guarden riquezas para sí mismos aquí en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y los ladrones irrumpen y roban.

20. En su lugar, guarden riquezas en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido destruyen, y los ladrones no irrumpen ni roban.

21. Porque donde está tu riqueza, ahí está también tu corazón.

La lámpara del cuerpo

22. El ojo es la lámpara del cuerpo. 'Así que si tú tienes un 'ayin-tovah' ['buen ojo,' esto es, si eres generoso], todo tu cuerpo estará lleno de luz;

23. pero si tienes un 'ayin-raah' ['ojo maligno,' si eres tacaño], todo tu cuerpo estará en tinieblas. Si entonces, la luz que hay en ti es tinieblas, ¡cuán grandes serán las tinieblas mismas![34]

Dios y las riquezas

24. Nadie puede ser esclavo de dos amos; odiará al primero y amará al segundo, o despreciará al segundo y será fiel al primero. No puedes ser esclavo de los dos, YAHWEH y el dinero.

El afán y la ansiedad

25. 'Por lo tanto les digo: No se inquieten por su vida; que comerán o beberán; o acerca de su cuerpo, qué vestirán. ¿No es la vida más que la comida, y el cuerpo más que el vestido?

26. ¡Miren las aves volando alrededor! Ellas ni plantan, ni cosechan, ni guardan comida en graneros; aún su Padre celestial les da de comer. ¿No valen ustedes más que ellas?

27. ¿Puede alguno, por inquietarse, añadir una sola hora a su vida?

28. 'Y ¿por qué estar ansiosos por el vestido? Piensen en los campos de lirios silvestres, y como crecen. Ellos ni trabajan ni hilan,

29. aún Yo les digo, que ni siquiera Shlomó, en toda su gloria se vistió tan bellamente como uno de ellos.

30. Si YAHWEH viste así la hierba del campo que está aquí hoy y mañana es echada en el horno, ¿no los vestirá mucho mejor a ustedes? ¡Qué poca confianza tienen!

31. 'Así que no estén ansiosos preguntando: '¿Qué comeremos?,' '¿Qué beberemos?' O '¿cómo nos vestiremos?'

32. Porque los paganos son los que ponen en su corazón estas cosas. Tu Padre celestial sabe que necesitas todas estas cosas.

33. Busca primero El Reino y su justicia, y todas estas cosas se te darán también.

34. No te inquietes por el mañana; ¡el mañana traerá su propia inquietud! ¡El día de hoy ya tiene suficiente con su propia aflicción!

Kadosh Israelita Mesiánica

Traducción Kadosh Israelita Mesiánica © 2011 Diego Ascunce Traductor






Anuncios