x

Biblia Online

Anuncios



Lucas 7 - Biblia Kadosh Israelita Mesiánica

Jesús sana al siervo de un centurión

1. Cuando Yahshúa había terminado de hablar al pueblo, regresó a Kefar-Najum.

2. Un oficial del ejército Romano tenía un sirviente a quien le tenía gran estima, y estaba enfermo, al borde de la muerte.

3. Habiendo oído hablar de Yahshúa, el oficial mandó por algunos ancianos Judíos para pedirle que viniera a sanar a su sirviente.

4. Ellos fueron a Yahshúa y le rogaron encarecidamente: 'El merece que hagas esto,

5. porque ama a nuestro pueblo, de hecho; ¡nos construyó la sinagoga!'

6. De modo que Yahshúa fue con ellos. No había ido lejos de la casa, cuando el oficial envió unos amigos que le dijeron: 'Adón, no te molestes, no soy digno de que entres bajo mi techo;

7. por esto no presumí de acercarme yo mismo. Mas sólo da la orden, y permite que mi sirviente se recupere.

8. Porque yo también soy un hombre bajo autoridad. Tengo soldados bajo mis órdenes; y le digo a éste: ¡Ve! Y él va; y a otro: ¡Ven! Y viene; y a mi esclavo: ¡Haz esto! Y lo hace.'

9. Yahshúa se quedó pasmado cuando oyó esto; se volvió, y dijo a la multitud que le seguía: 'Les digo, ¡ni aun en Yisra'el he encontrado tal confianza!'

10. Cuando los mensajeros regresaron a la casa del oficial, encontraron al sirviente en buena salud.[44]

Jesús resucita al hijo de la viuda de Naín

11. Al día siguiente Yahshúa, acompañado por sus talmidim y una gran multitud, fue al pueblo de Naim.

12. Cuando se acercaba a las puertas del pueblo, estaban sacando a un muerto para sepultarlo. Su madre era viuda, éste era su único hijo; y un grupo considerable de la ciudad estaba con ella.

13. Cuando el Adón la vio, sintió compasión por ella, y le dijo: 'No llores.'

14. Entonces se acercó y tocó el ataúd; y los que lo cargaban se detuvieron. El dijo: '¡Joven, a ti te digo: Levántate!'

15. Entonces el muerto se levantó y comenzó a hablar; y Yahshúa se lo entregó a su madre. °

16. Todos se llenaron de temor y dieron la gloria a YAHWEH, diciendo: 'Un gran profeta se ha aparecido entre nosotros, y YAHWEH ha venido a ayudar a su pueblo'.

17. Esta noticia acerca de El se difundió por todo Yahudáh y las regiones circundantes.[45]

Los mensajeros de Juan el Bautista

18. Los talmidim de Yojanán le informaron de todas estas cosas. Entonces Yojanán llamó a dos de sus talmidim

19. y los envió al Adón a preguntar: '¿Eres Tú el que habría de venir, o esperaremos a otro?

20. Cuando los hombres vinieron a El, dijeron: 'Yojanán el que sumerge en agua nos envió a ti, para preguntarte: '¿Eres Tú el que habría de venir, o debíamos continuar esperando a otro?''

21. En este momento El estaba sanando a mucha gente de enfermedades, dolores, ruajim malignos, y dando la vista a muchos que estaban ciegos

22. De modo que les respondió, diciendo: 'Vayan y digan a Yojanán lo que han visto y oído: ¡Los ciegos vuelven a ver, los tullidos están caminando, gente con tzaraat está siendo limpia, los sordos están oyendo, las Buenas Noticias se les están anunciando a los pobres; °

23. y, ¡cuán bendito todo aquel que no es ofendido por Mí![46]

24. Cuando los mensajeros de Yojanán se habían ido, Yahshúa comenzó a hablar de Yojanán a las multitudes: '¿A quién subieron a ver al desierto? ¿Cañas sacudidas por el viento?

25. ¿No? Entonces ¿qué salieron a ver? ¿A alguien que estaba bellamente vestido? Pero gente bien vestida y viviendo con lujos las encuentran en los palacios de los reyes.

26. Entones, ¿qué salieron a ver? ¡Un profeta! Sí, les digo, él es mucho más que un profeta.

27. Este es de quien el Tanaj dice: 'Miren, estoy enviando mi mensajero delante de ti; él preparará el camino delante de ti.' °

28. Les digo que entre los nacidos de mujer, ¡no se ha levantado nadie mayor que Yojanán el que sumerge en agua! ¡Pero aun el menor en el Reino es mayor que él!'[47]

29. Todo el pueblo que le escuchó y aun los cobradores de impuesto reconocieron que por ser sumergidos por Yojanán, Elohim estaba correcto;

30. pero los Perushim y los maestros de la Toráh, por no dejarse sumergir por él, anularon el consejo de YAHWEH para ellos.[48]

31. 'Por lo tanto,' dijo Yahshúa: '¿Cómo puedo describir a la gente de esta generación? ¿A qué son semejantes?

32. Son semejantes a los muchachos que se sientan en la plaza de mercado y se gritan unos a otros: '¡Tocamos música alegre, y no quisieron bailar! ¡Tocamos música triste, y no quisieron llorar!'

33. Porque Yojanán ha venido, y no come pan ni bebe vino; y ustedes dicen: '¡Tiene demonio!'

34. El Ben Ha Adam ha venido, comiendo pan y bebiendo vino; y ustedes dicen: '¡Ajá! ¡Un glotón y borracho! ¡Amigo de los cobradores de impuesto y de los pecadores!'

35. Bueno, la prueba de la sabiduría está en todos los tipos de gente que produce.'[49]

Jesús en el hogar de Simón el fariseo

36. Uno de los Perushim invitó a Yahshúa a comer con él, y fue a la casa del Parush y tomó su lugar a la mesa.

37. Una mujer que vivía en ese pueblo, una pecadora, se enteró que El estaba comiendo en la casa del Parush, trajo un frasco de alabastro con un perfume muy caro,

38. se paró detrás de Yahshúa, a sus pies y lloró hasta que las lágrimas comenzaron a mojar sus pies. Entonces, ella secó sus pies con su propio cabello, besó sus pies y derramó el perfume sobre ellos.

39. Cuando el Parush, el cual lo había invitado, vio lo que estaba sucediendo se dijo a sí mismo: 'Si este hombre fuera realmente un profeta, sabría quien le está tocando y que clase de mujer es ella, una pecadora:'[50]

40. Yahshúa respondió: 'Shimeon, tengo algo que decirte.' El dijo: 'Dilo Rabí.'

41. 'Cierto prestamista tenía dos deudores; uno debía diez veces más que el otro.

42. Cuando no pudieron pagarle, él perdonó a ambos sus deudas. Ahora, ¿cuál de ellos le amará más?

43. Shimeon respondió: 'Supongo que al que le fue perdonada la deuda mayor. Y Yahshúa le dijo: 'Has juzgado correctamente.'[51]

44. Entonces, volviéndose a la mujer, le dijo a Shimeon: '¿Ves a esta mujer? Yo vine a tu casa y no me diste agua para lavar mis pies; ¡pero esta mujer ha lavado mis pies con sus lágrimas, y los ha secado con sus cabellos!

45. Tú no me diste un beso; pero desde que llegué, ¡esta mujer no ha dejado de besar mis pies!

46. No pusiste aceite en mi cabeza; ¡pero esta mujer ha derramado perfume en mis pies!

47. Por lo cual te digo que sus pecados; ¡que son muchos!, han sido perdonados, porque ella amó mucho. Pero aquel, a quien se le perdona poco, ama poco.

48. Entonces le dijo a ella: 'Tus pecados han sido perdonados.'

49. A esto, los que estaban comiendo con El, comenzaron a decir entre ellos: '¿Quién es éste, que presume de perdonar pecados?'

50. Pero El dijo a la mujer: 'Tu confianza te ha salvado, vete en Shalom.'[52]

Kadosh Israelita Mesiánica

Traducción Kadosh Israelita Mesiánica © 2011 Diego Ascunce Traductor





Anuncios