x

Biblia Online

Anuncios


Santiago 1 - Biblia Septuaginta al Español

Salutación

1. Santiago, de Dios y Señor Jesucristo siervo, a las doce tribus, las en la dispersión, salud.

La sabiduría que viene de Dios

2. Todo gozo estimad, hermanos míos, cuando en tentaciones(a) cayereis varias;

3. conociendo que la probación de vuestra fe obra paciencia.

4. Y la paciencia obra perfecta tenga(b) , para que seáis perfectos e íntegros, en nada faltos.

5. Y, si a alguno de vosotros falta sabiduría, pida al que da: Dios, a todos sencillamente(c) y no enrostra; y darásele.

6. Mas pida en fe, nada vacilando; pues el que vacila, parécese a oleadas de mar aventadas y agitadas.

7. Pues bien no piense aquel hombre, que alcanzará algo del Señor;

8. un varón doble(d) instable en todos sus caminos.

9. Y gloríese el hermano, el bajo en su alteza(e) ;

10. el rico; empero, en su bajeza(f) ; pues, como flor de heno pasará.

11. Pues alzóse el sol con el ardor, y secó el heno, y la flor de él cayóse, y el decoro de la faz de él pereció; así también el rico en sus andanzas se marchitará.

Soportando las pruebas

12. Bienaventurado el varón que sobrelleva tentación; porque después de probado, recibirá la corona de la vida; que ha prometido el Señor a los que le aman.

13. Nadie, al ser tentado, diga: que «de Dios soy tentado»; que Dios intentado es de males(g) ; y tienta él a nadie.

14. Cada cual, empero, tentado es; por la propia concupiscencia arrastrado y cebado;

15. luego la concupiscencia, concibiendo, pare pecado; y el pecado, consumado, engendra muerte.

16. No erréis, hermanos míos amados.

17. Toda dádiva buena y todo don perfecto de arriba es, descendiendo del Padre de las luces; en quien no hay mudanza o de vicisitud sombreamiento(h) .

18. Queriendo, engendrónos con palabra de verdad, para que seamos ciertas primicias de sus criaturas.

Hacedores de la palabra

19. Sabéis(i) , hermanos míos amados. Y sea todo hombre pronto para el oír; tardo para el hablar; tardo para ira;

20. pues ira de varón justicia de Dios no obra.

21. Por lo cual, desechando toda impureza y demasía de malicia, en mansedumbre aceptad la implantada palabra, la poderosa a salvar vuestras almas.

22. Y convertíos en hacedores de palabra, y no en oidores solamente, engañándoos a vosotros mismos.

23. Porque, si alguno oidor de palabra es, y no hacedor, éste parécese a varón que contempla la faz de su natividad(j) en espejo;

24. pues contempládose ha, e ídose y luego olvidádose de cómo era(k) .

25. Pero, el que escudriña la ley perfecta, la de libertad(l) , y persevera, no oidor de olvido(m) hecho, sino hacedor de obra, éste, bienaventurado en su hacer será.

26. Si alguien cree religioso ser, no refrenando su lengua, sino engañando a su corazón(n) ; de éste, vana la religión.

27. Religión pura e inmaculada ante Dios y Padre, ésta es: visitar huérfanos y viudas en la tribulación de ellos; inmancillado guardarse del mundo.

Biblia Version Septuaginta en español

Natalio Fernández Marcos y María Victoria Spottorno Díaz © Traductores