x

Biblia Online

Anuncios


Éxodo 1 - Biblia Septuaginta al Español

Aflicción de los israelitas en Egipto

1. Estos los nombres de los hijos de Israel, que entraron en Egipto junto con Jacob, su padre; cada uno con toda su casa entraron.

2. Rubén, Simeón, Leví, Judá,

3. Isacar, Zabulón y Benjamín,

4. Dan y Neftalí, Gad y Aser.

5. Eran todas las almas de Jacob setenta; y José estaba en Egipto.

6. Y falleció José y todos sus hermanos y toda aquella generación.

7. Y los hijos de Israel acrecentáronse y multiplicáronse, y desparramáronse y prevalecieron sobremanera; y llenóse de ellos la tierra.

8. Y levantóse otro rey en Egipto que no conocía a José.

9. Y dijo a su gente: «He aquí el linaje de los hijos de Israel, gran muchedumbre y se fortalece sobre nosotros.

10. Venid, pues: suplantémosles; no sea que se multipliquen, y, cuando nos sobreviniere guerra se pasen éstos a nuestros enemigos y guerreen contra nosotros y salgan de la tierra».

11. E impúsoles prefectos de las obras, para que los maltrataran en las obras; y edificaron ciudades fortificadas a Faraón: Fitom y Ramesés(a)

12. Pero mientras les oprimían, tanto más se multiplicaban, y fortalecían sobremanera. Y abominaban los egipcios a los hijos de Israel.

13. Y señoreaban los egipcios a los hijos de Israel con violencia;

14. y amargábanles la vida en las obras las duras: en barro y ladrillería, y todas las obras las del campo; fuera de todas la obras con que los esclavizaban con violencia.

15. Y dijo el rey de los egipcios a las parteras las hebreas: una de ellas por nombre Séfora, y el nombre de la otra: Fuá;

16. y dijo: «Cuando parteareis a las hebreas, y estén para parir, si varón fuere matadle; pero si hembra reservadla».

17. Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron según les ordenara el rey de Egipto, y dejaron vivo lo masculino.

18. Y llamó el rey de Egipto a las parteras, y díjolas: «¿Porqué hacéis esto y dejáis vivo lo masculino?»

19. Y dijeron las parteras a Faraón: «No como mujeres de Egipto, las hebreas; pues antes de llegar a ellas las parteras han parido».

20. Y hacía Dios bien a las parteras, y multiplicábase el pueblo y fortalecíase sobremanera.

21. Puesto que temían las parteras a Dios, hízoles casas(b) .

22. Y ordenó Faraón a todo su pueblo, diciendo: «Todo lo masculino que naciere a los hebreos, al río lanzadle, y todo lo femenino, dejadlo vivir».

Biblia Version Septuaginta en español

Natalio Fernández Marcos y María Victoria Spottorno Díaz © Traductores