x

Biblia Online

Anuncios



1 Crónicas 29 - Biblia Septuaginta al Español

1. Y dijo David el rey a toda la congregación: «Salomón, el hijo mío, a quien le ha elegido Señor, joven y tierno; y la obra, grande; pues no para hombre, la edificación; sino para el Señor Dios.

2. Según toda mi fuerza he prevenido, para casa de mi Dios, oro sobre oro, y plata sobre plata, y bronce sobre bronce, hierro sobre hierro, y madera sobre madera, piedras ónices y, en abundancia, piedras valiosísimas y pintadas, y toda piedra preciosa y paria mucha.

3. Y además, complaciéndome en casa de mi Dios, tengo lo que he reservado: oro y plata; y he aquí lo he dado, para casa de mi Dios, hasta lo sumo; fuera de lo que he prevenido para la casa del santuario.

4. Tres mil talentos de oro, del de Ofir; y siete mil talentos de plata acrisolada para incrustar en ellos las paredes del santuario:

5. Para(a) el oro, con el oro, y para la plata, con la plata, y para toda obra, por mano de los artífices. —Y ¿quién es el deseoso de llenar sus manos, hoy para el Señor?».

6. Y desearon hacerlo los príncipes de familia, y los príncipes de los hijos de Israel, y los quiliarcas, y los centuriones y los prefectos de las obras y los edificadores del rey.

7. Y dieron para las obras de la casa del Señor; de oro talentos cinco mil y áureos(b) , diez mil; y de plata talentos diez mil; y de bronce talentos dieciocho mil y de hierro talentos cien mil.

8. Y a los que se halló, cerca de ellos, con piedras preciosas, las dieron a las cámaras de casa del Señor, por mano de Jahiel, el gersonita.

9. Y Alegróse el pueblo del espontanear; porque en corazón lleno se espontaneaban para el Señor; y David el rey alegróse grandemente;

10. y bendijo el rey David al Señor a faz de la congregación, diciendo: «Bendito eres, Señor, el Dios de Israel, el padre de nosotros desde la eternidad y hasta la eternidad.

11. A ti, Señor, la grandeza, y la potencia, y la gloria, y la victoria y la fuerza: que tú en todo lo del cielo y sobre la tierra imperas. Ante tu faz estremécese todo rey y gente(c) :

12. De ti, las riquezas y la gloria, tú a todo dominas, Señor, el dominador de toda dominación; y en tu mano, fuerza y poderío; y en tu mano Todopoderoso, el engrandecer y fortalecer todo.

13. Y ahora, Señor te confesamos, y alabamos el nombre de tu gloria.

14. Y ¿quién soy yo y qué, el pueblo mío que hayamos podido espontanearlos contigo, de esta manera? Porque tuyo, todo y de lo tuyo te hemos dado;

15. pues peregrinos somos delante de ti; y peregrinantes como todos nuestros padres; somos sombra, nuestros días sobre la tierra, y no hay permanencia,

16. Señor, Dios nuestro, cuanto a toda esta opulencia, que hemos preparado para que se edifique casa a tu nombre, el santo, de tu mano es, y tuyo todo.

17. Y conozco, Señor, que tú eres el que escudriñas corazones, y justicia amas: en sencillez de corazón he espontaneado todo esto; y ahora a tu pueblo, el que se halla aquí, he visto en alegría espontaneándose contigo.

18. Señor, Dios de Abraham e Isaac y Jacob nuestros padres, guarda esto en sentir de corazón de tu pueblo por los siglos; y endereza sus corazones a ti.

19. y a Salomón, mi hijo, da corazón bueno para hacer tus mandamientos, y tus testimonios y tus prescripciones, y para a término llevar la fábrica de tu casa.»

20. Y dijo David a toda la congregación: «Bendecid al Señor, nuestro Dios.» Y bendijo toda la congregación al Señor, el Dios de sus padres, y doblando las rodillas, adoraron al Señor;

21. Y sacrificó David al Señor, sacrificios y ofreció holocaustos a Dios, el siguiente día del primero: becerros mil, carneros mil, corderos mil y las libaciones de ellos; y sacrificios en abundancia a todo Israel.

22. Y comieron y bebieron delante del Señor, en aquel día, con gozo; y enreyecieron segunda vez a Salomón, hijo de David, y ungiéronle al Señor, en rey, y a Sadoc, en sacerdocio.

23. Y sentóse Salomón en trono de David, su padre, y plugo y obedeciéronle todo Israel.

24. Los príncipes, y los potentados y todos los hijos de David, el rey, su padre, sometiéronsele.

25. Y engrandeció el Señor a Salomón por cima de todo Israel, y diole gloria de rey, cual no hubo sobre todo rey(d) antes de él.

Muerte de David

26. Y David, hijo de Isaí, reinó sobre Israel.

27. años cuarenta: en Hebrón, años siete, y en Jerusalén, años treinta y tres.

28. Y murió en ancianidad hermosa, lleno de días, riquezas y glorias; y reinó Salomón, su hijo, en su lugar.

29. Y las demás palabras del rey David, las primeras y las postreras, escritas están en palabras de Samuel el vidente; y entre palabras de Natán, el profeta, y entre palabras de Gad, el vidente;

30. acerca de todo su reinado y de su poderío; y los tiempos que acontecieron sobre él, y sobre Israel y sobre todos los reinos de la tierra.

Biblia Version Septuaginta en español

Natalio Fernández Marcos y María Victoria Spottorno Díaz © Traductores






Anuncios