x

Biblia Online

Anuncios



Apocalipsis 22 - Nueva Biblia Española (1975)

1. Me mostró entonces el ángel el río de agua viva, luciente como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.

2. A mitad de la calle de la ciudad, a cada lado del río, crecía un árbol de la vida': da doce cosechas, una cada mes del año, y las hojas del árbol sirven de medicina a las naciones.

3. Allí no habrá ya nada maldito. En la ciudad estará el trono de Dios y del Cordero, y sus servidores le prestarán servicio,

4. lo verán cara a cara y llevarán su nombre en la frente.

5. Noche no habrá más, ni necesitarán luz de lámpara o del sol, porque el Señor Dios esparcirá luz sobre ellos y serán reyes por los siglos de los siglos.

La venida de Cristo está cerca

6. Me dijo: 'Estas palabras son dignas de fe y verdaderas. El Señor Dios que inspira a los profetas envió su ángel para que mostrara a sus servidores lo que tiene que suceder en breve.

7. Voy a llegar en seguida, dichoso el que hace caso de la profecía contenida en este libro'.

8. Soy yo, Juan, quien vio y oyó todo esto. Al oírlo y verlo caí a los pies del ángel que me lo mostraba, para rendirle homenaje,

9. pero él me dijo: 'No, cuidado, yo soy tu compañero de servicio, tuyo y de tus hermanos los profetas y de los que hacen caso de las palabras de este libro; rinde homenaje a Dios'.

10. EL me dijo: 'No selles el mensaje profético contenido en este libro, que el momento está cerca.

11. El que daña, dañe de una vez; el manchado, mánchese de una vez; el honrado, pórtese honradamente de una vez; el consagrado, conságrese de una vez'.

12. Voy a llegar en seguida, llevando mi salario para pagar a cada uno conforme a la calidad de su trabajo.

13. Yo soy el alfa y la omega, el primero y el último, el principio y el fin.

14. Dichosos los que lavan su ropa para tener derecho al árbol de la vida y entrar por las puertas de la ciudad.

15. Fuera los perros, los hechiceros, los lujuriosos, los asesinos, los idólatras y todo amigo de falsedades'.

16. 'Yo, Jesús, envié mi ángel para que les declarara esto acerca de las iglesias. Yo soy el retoño y el linaje de David, el lucero brillante de la mañana'. ,

17. Dicen el Espíritu y la esposa: '¡Ven!'. Diga el que escucha: '¡Ven!. Quien tenga sed, que se acerque; el que quiera, tome gratuitamente agua viva.

18. A todo el que escucha la profecía contenida en este libro, le declaro yo: Si alguno añade algo, Dios le mandará las plagas descritas en este libro.

19. Y si alguno suprime algo de las palabras proféticas escritas en este libro, Dios lo privará de su parte en el árbol de la vida y en la ciudad santa descritos en este libro.

20. El que se hace testigo de estas cosas dice: 'Sí, voy a llegar enseguida' . Amén. Ven, Señor Jesús.

21. El favor del Señor Jesús esté con todos.

Biblia - Luis Alonso Schökel y Juan Mateos

Luis Alonso Schökel y Juan Mateos, 1975 ©, Editada por Ediciones Cristiandad.






Anuncios