x

Biblia Online

Anuncios




Jueces 2 - Biblia Palabra de Dios para Todos

El ángel de Jehová en Boquim

1. El ángel del Señor salió de la ciudad de Guilgal hacia Boquín y dijo a los israelitas: «Los traje desde Egipto hasta la tierra que les había prometido a sus antepasados. Les dije que nunca rompería el pacto que tengo con ustedes,

2. pero que a cambio ustedes tampoco deberían hacer pactos con la gente de esa tierra, sino que deberían destruir sus altares. Eso fue lo que les dije, pero no me obedecieron.

3. Y ahora les digo que no seguiré obligando a esta gente a salir de su tierra. Todos ellos se convertirán en un problema para ustedes, y sus dioses serán como una red para atraparlos a ustedes».

4. Después de escuchar las palabras del ángel del Señor, todo el pueblo de Israel lloró y se lamentó.

5. Así que llamaron Boquína a ese lugar, y allí ofrecieron sacrificios al Señor.

Muerte de Josué

6. Josué mandó al pueblo a sus casas. Así que cada tribu fue a tomar posesión del territorio que le había tocado.

7. Los israelitas sirvieron al Señor durante toda la vida de Josué. Después siguieron sirviendo al Señor durante toda la vida de los ancianos que sobrevivieron a Josué. Esos ancianos habían visto todo lo que el Señor había hecho por el pueblo de Israel.

8. Josué hijo de Nun, siervo del Señor, murió a la edad de ciento diez años

9. y fue enterrado en la tierra que le había tocado. Esa tierra estaba en Timnat Jeres, al norte del monte Gaas en la región montañosa de Efraín

10. Finalmente toda esa generación murió y nació una nueva generación que no conocía al Señor, ni tampoco sabía todo lo que el Señor había hecho por Israel.

Apostasía de Israel, y la obra de los jueces

11. Así que los israelitas hicieron lo que no le agrada al Señor y adoraron a un dios falso llamado Baal*.

12. Abandonaron al Señor, el Dios de sus antepasados, que los había sacado de Egipto y comenzaron a adorar a los dioses falsos de la gente que vivía alrededor de ellos y por eso el Señor se enojó con Israel.

13. Abandonaron al Señor por creer en Baal y Astarté*.

14. Así que el Señor se enojó contra los israelitas y permitió que sus enemigos los atacaran y saquearan. También el Señor dejó que los enemigos de Israel los esclavizaran.

15. Los israelitas perdían toda batalla que peleaban, porque no contaban con la ayuda del Señor. El Señor les había advertido que ellos perderían si servían a los dioses de la gente que vivía cerca de ellos, pero como no hicieron caso, los israelitas tuvieron que sufrir mucho.

16. Luego el Señor hizo surgir algunos líderes, los jefes*. Esos líderes los liberaron de los enemigos que saqueaban sus posesiones.

17. Sin embargo, los israelitas tampoco les hicieron caso a los jefes; no fueron fieles a Dios, sino que siguieron a otros dioses.b Sus antepasados obedecieron los mandamientos del Señor, pero ahora los israelitas habían cambiado y ya no obedecían al Señor.

18. Varias veces los enemigos de Israel le hicieron daño al pueblo, entonces los israelitas gemían, y una vez más, el Señor se compadecía de ellos y les mandaba un jefe para salvarlos de los enemigos. El Señor estaba siempre con esos jefes y el pueblo se libraba de sus enemigos.

19. Pero cada vez que un jefe moría, los israelitas volvían a pecar y a adorar a dioses falsos. En ese tiempo los israelitas eran muy tercos y se negaban a cambiar su mal comportamiento.

20. Así que el Señor se enfureció contra Israel y dijo: «Este pueblo ha roto el pacto que yo hice con sus antepasados. Ellos no me han hecho caso.

21. Por eso, ya no expulsaré del país ante ellos a los otros pueblos que Josué dejó al morir.

22. Voy a usarlos para poner a prueba a Israel, a ver si sigue el camino del Señor, andando por él como lo hicieron sus antepasados ».

23. El Señor permitió entonces que esos pueblos se quedaran en ese territorio y no los obligó a salir inmediatamente del país. El Señor no había ayudado al ejército de Josué a derrotarlos.

La Palabra de Dios para todos

Palabra de Dios para Todos (PDT) © 2005, 2008, 2012 Centro Mundial de Traducción de La Biblia © 2005, 2008, 2012 World Bible Translation Center





Anuncios