- Anuncios -
x

Biblia Online




1 Pedro 1 - Biblia Pablo Besson (Nuevo Testamento)

Salutación

1. Pedro apóstol de Jesu-Cristo a los habitantes de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia,

2. elegidos según la presciencia de Dios Padre, en santificación de espíritu para la obediencia y la aspersión de la sangre de Jesu-Cristo, gracia y paz os sea multiplicada.

Una esperanza viva

3. Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesu-Cristo que, según su grande misericordia, nos regeneró en esperanza viva por la resurrección de Jesu-Cristo de entre los muertos,

4. para una herencia incorruptible, inmaculada e inmarcesible, conservada en los cielos

5. para nosotros quienes, en fuerza divina, somos guardados por fe para la salvación pronta a ser revelada en tiempo postrero,

6. en lo cual os regocijáis, aunque, por poco tiempo, si es necesario, afligidos en diversas pruebas,

7. para que lo probado de vuestra fe, mucho más precioso que el oro que perece, y por fuego acrisolado, os sea hallado en alabanza, gloria y honor en la revelación de Jesu-Cristo

8. al cual, sin haberlo visto, amáis, en el cual, ahora no viéndole, pero creyendo, os regocijáis con gozo inefable y glorificado,

9. alcanzando el fin de vuestra fe, la salvación de las almas,

10. acerca de la cual inquirieron y averiguaron los profetas que profetizaron de la gracia a vosotros,

11. escudriñando para qué o cuál época declaraba el espíritu de Cristo que estaba en ellos, testificando de antemano los padecimientos que llenarían a Cristo, y las glorias que los seguirían,

12. a los cuales fué revelado que no era para sí mismos, sino para vosotros que servían las cosas que ahora os fueron anunciadas por los que os evangelizaron con espíritu santo enviado del cielo, en las cuales ángeles desean penetrar con humildad.

Llamamiento a una vida santa

13. Por eso ciñendo los lomos de vuestro entendimiento, siendo sobrios, esperad perfectamente en la gracia que se os trae en la revelación de Jesu-Cristo,

14. como hijos de la obediencia, no conformándoos con las pasiones de antes en vuestra ignorancia,

15. sino como aquél que os llamó es santo, vosotros también sed santos en toda la conducta,

16. porque escrito está: Seréis santos porque yo soy santo.

17. Y si invocáis por Padre a aquél que imparcialmente juzga según' la obra de cada uno, pasad con temor el tiempo de vuestra peregrinación,

18. sabiendo que no es con cosas destructibles, plata u oro que fuisteis librados de vuestra vana conducta tradicional,

19. sino con preciosa sangre como de cordero inmaculado, intachable, de Cristo

20. preconocido antes de la fundación del mundo, pero manifestado en último de los tiempos por vosotros,

21. los que por él creéis en Dios que lo despertó de entre los muertos y le dio gloria, de manera que vuestra fe y esperanza sean en Dios.

22. Habiendo purificado vuestras almas en la obediencia de la verdad para el amor fraternal no fingido, de corazón puro, amaos unos a otros ardientemente,

23. regenerados no de simiente corruptible sino de incorruptible, por la palabra viva de Dios y permanente.

24. Porque toda carne como hierba y toda gloria de ella como flor de hierba. Secóse la hierba y su flor se cayó,

25. pero la palabra del Señor permanece para siempre ; ésta es la palabra que fué anunciada a vosotros.

Nuevo Testamento de Pablo Besson

Copyright © Edición Conmemorativa 1981, Asociación Bautista Argentina de Publicaciones.