x

Biblia Online

Anuncios



Gálatas 5 - Biblia de los Testigos de Jehová (Traducción del Nuevo Mundo)

Estad firmes en la libertad

1. Para tal libertad Cristo nos libertó. Por lo tanto, estén firmes, y no se dejen restringir otra vez en un yugo de esclavitud.

2. ¡Vean! Yo, Pablo, les estoy diciendo que si ustedes se circuncidan, Cristo no les será de ningún provecho.

3. Además, de nuevo doy testimonio, a todo hombre que se circuncida, de que está obligado a ejecutar toda la Ley.

4. Quedan separados de Cristo, quienesquiera que sean ustedes los que tratan de ser declarados justos por medio de ley; han caído de la bondad inmerecida de él.

5. En cuanto a nosotros, por espíritu estamos aguardando con intenso anhelo la esperada justicia como resultado de fe.

6. Porque tocante a Cristo Jesús, ni la circuncisión es de valor alguno, ni lo es la incircuncisión, sino la fe que opera mediante el amor.

7. Ustedes estaban corriendo bien. ¿Quién les causó estorbo para que no siguieran obedeciendo la verdad?

8. Esta clase de persuasión no procede de Aquel que los llama.

9. Un poco de levadura hace fermentar toda la masa.

10. Respecto a ustedes que están en unión con [el] Señor tengo confianza en que no llegarán a pensar de otro modo; pero el que les está causando dificultades llevará [su] juicio, sin importar quién sea.

11. En cuanto a mí, hermanos, si todavía estoy predicando la circuncisión, ¿por qué se me persigue todavía? Entonces, por cierto, se ha abolido el tropiezo del madero de tormento.

12. Quisiera que hasta se castraran los hombres que están tratando de derrumbarlos.

13. Ustedes fueron llamados, por supuesto, para libertad, hermanos; solamente que no usen esta libertad como incentivo para la carne; antes bien, mediante el amor, sírvanse como esclavos unos a otros.

14. Porque toda la Ley queda cumplida en un dicho, a saber: “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo”.

15. Pero si ustedes siguen mordiéndose y devorándose unos a otros, cuidado que no sean aniquilados los unos por los otros.

Las obras de la carne y el fruto del Espíritu

16. Pero digo: Sigan andando por espíritu y no llevarán a cabo ningún deseo carnal.

17. Porque la carne está contra el espíritu en su deseo, y el espíritu contra la carne; porque estos están opuestos el uno al otro, de manera que las mismísimas cosas que ustedes quisieran hacer, no las hacen.

18. Además, si se les conduce por espíritu, no están bajo ley.

19. Ahora bien, las obras de la carne son manifiestas, y son: fornicación, inmundicia, conducta relajada,

20. idolatría, práctica de espiritismo, enemistades, contiendas, celos, arrebatos de cólera, altercaciones, divisiones, sectas,

21. envidias, borracheras, diversiones estrepitosas, y cosas semejantes a estas. En cuanto a estas cosas, les aviso de antemano, de la misma manera como ya les avisé, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

22. Por otra parte, el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, gran paciencia, benignidad, bondad, fe,

23. apacibilidad, autodominio. Contra tales cosas no hay ley.

24. Además, los que pertenecen a Cristo Jesús han fijado en un madero la carne junto con sus pasiones y deseos.

25. Si estamos viviendo por espíritu, sigamos andando ordenadamente también por espíritu.

26. No nos hagamos egotistas, promoviendo competencias unos con otros, envidiándonos unos a otros.

Traducción del Nuevo Mundo de los Testigos de Jehová

© 2014 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, Inc. Todos los derechos reservados.






Anuncios