x

Biblia Online

Anuncios



Colosenses 1 - Biblia Nacar-Colunga

Salutación

1. Pablo, apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo,

2. a los santos y fieles, hermanos en Cristo, que moran en Colosas: la gracia y la paz con vosotros de parte de Dios, nuestro Padre.

Pablo pide que Dios les conceda sabiduría espiritual

3. Incesantemente damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, en nuestras oraciones por vosotros,

4. pues hemos sabido de vuestra fe en Cristo Jesús y de la caridad que tenéis hacia todos los santos,

5. en vista de la esperanza que os está reservada en los cielos, de la cual tuvisteis noticia por la palabra verdadera del Evangelio,

6. que os llegó, y como en todo el mundo, también entre vosotros fructifica y crece desde el día en que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en su pureza,

7. según que la aprendisteis de Epafras, nuestro amado consiervo, que es por nosotros fiel ministro de Cristo,

8. el cual nos ha dado a conocer vuestra caridad en el Espíritu.

9. Por esto, también desde el día en que tuvimos esta noticia, no cesamos de orar y pedir por vosotros; para que seáis llenos del conocimiento de la voluntad de Dios, con toda sabiduría e inteligencia espiritual,'

10. y andéis de una manera digna del Señor, procurando serle gratos en todo, dando frutos de toda obra buena y creciendo en el conocimiento de Dios,

11. corroborados en toda virtud por el poder de su gloria, para el ejercicio alegre de la paciencia y de la longanimidad en todas las cosas,

12. dando gracias a Dios Padre, que os ha hecho capaces de participar de la herencia de los santos en el reino de la luz;'

13. el cual nos libró del poder de las tinieblas y nos trasladó al reino del Hijo de su amor,

14. en quien tenemos la redención y la remisión de los pecados.

Reconciliación por medio de la muerte de Cristo

15. El es la imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura;'

16. porque en El fueron creadas todas las cosas del cielo y de la tierra, las visibles y las invisibles, los tronos, las dominaciones, los principados, las potestades; todo fue creado por El y para El.'

17. El es antes que todo, y todo subsiste en él.

18. El es la cabeza del cuerpo, que es la Iglesia; El es el principio, el primogénito de los muertos, para que tenga la primacía en todas las cosas;'

19. porque plugo a Dios que en El habitase toda la plenitud

20. y por El reconciliar consigo, pacificando por la sangre de su cruz todas las cosas, así las de la tierra como las del cielo.

21. Y a vosotros, que erais en otro tiempo extraños y enemigos de corazón por las malas obras,

22. ahora os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por su muerte, para presentaros santos e inmaculados e irreprensibles delante de El,

23. si perseveráis firmemente fundados e inconmovibles en la fe y no os apartáis de la esperanza del Evangelio que habéis oído, que ha sido predicado a toda criatura bajo los cielos, y cuyo ministro he sido constituido yo, Pablo.

Ministerio de Pablo a los gentiles

24. Ahora me alegro de mis padecimientos por vosotros, y suplo en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo por su cuerpo, que es la Iglesia.

25. De ella soy yo ministro en virtud de la dispensación divina a mí confiada en beneficio vuestro, para llevar a cabo la predicación de la palabra de Dios,

26. el misterio escondido desde los siglos y desde las generaciones y ahora manifestado a sus santos,

27. a quienes quiso Dios dar a conocer cuál es la riqueza de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, la esperanza de la gloria.

28. Al cual nosotros anunciamos, amonestando a todos los hombres e instruyéndolos en toda sabiduría, a fin de presentarlos a todos perfectos en Cristo,

29. por lo cual me fatigo, luchando con la energía de su fuerza, que obra poderosamente en mí.

Biblia Nácar-Colunga

Alberto Colunga Cueto, y Eloíno Nácar Fúster. 1944©






Anuncios