x

Biblia Online

Anuncios



Mateo 11 - La Biblia del Oso  RV 1569

Los mensajeros de Juan el Bautista

1. YFué, q̃ acabando IESVS de dar mãdamiẽtos à ſus doze Diſcipulos, fue ſe de alli à enſeñar y à predicar enlas ciudades deellos.

2. Y oyẽdo Ioan en la priſion los hechos de Chriſto, embióle dos de ſus diſcipulos.

3. Diziendo, Eres tu aquel q̃ auia de venir, ò eſperaremos à otro?

4. Y reſpondiendo IESVS, dixoles, Yd, hazed ſaber à Ioan las coſas q̃ oys, y veys.

5. Los ciegos veen, y los coxos andã: los leproſos ſon alimpiados, y los ſordos oyẽ: los muertos ſon reſuſcitados, y à los pobres es annunciada la alegre nueua:

6. Y bienauenturado es el que no fuere eſcandalizado en mi

7. Y ydos ellos, començó IESVS à dezir de Ioan à las compañas: Que ſaliſtes à ver àl deſierto? A lguna caña que es agitada del viento?

8. O que ſaliſtes à ver? vn hombre cubierto de blandos veſtidos? Cierto loſque traen veſtidos blandos, en las caſas de los reyes eſtan.

9. O que ſaliſtes à ver? Propheta? Tambien os digo, y mas que propheta.

10. Porque eſte es de quien eſtá eſcripto, Heaqui yo embio mi angel delante de tu faz, q̃ aparejará tu camino delante de ti.

11. Decierto os digo que no ſe leuantó entre los que nacen de mugeres otro mayor que Ioan el Baptiſta: mas el que es muy pequeño en el Reyno de los cielos, mayor es que el.

12. Deſde los dias de Ioan el Baptiſta haſta aora àl Reyno de los cielos ſe haze fuerça: y los valientes lo arrebatan.

13. Porque todos los prophetas, y la ley, haſta Ioan prophetizaron.

14. Y ſi quereys recebir, el es aquel Elias que auia de venir.

15. El que tiene oydos para oyr, oyga.

16. Mas à quien compararé eſta generacion? Es ſemejante à los mochachos que ſe ſientan en las plaças, y dan bozes à ſus compañeros.

17. Y dizẽ, Tañimos hos flauta, y no baylaſtes: endechamoſhos, y no lamentaſtes.

18. Porque vino Ioan que ni comia ni beuia: y dizen, Demonio tiene.

19. Vino el Hijo del hõbre, q̃ come y beue, y dizẽ, Heaqui vn hõbre comilon, y beuedor de vino, amigo à publicanos y à pecca dores. Mas la Sabiduria es aprouada de ſus hijos.

Ayes sobre las ciudades impenitentes

20. Entõces començó à çaherir el beneficio à las ciudades en las quales auian ſido hechas muy muchas de ſus marauillas, porque no ſe auian emmendado, diziendo.

21. Ay de ti Chorazin, Ay de ti Bethsaida: porque ſi en Tyro y en Sidon fuerã hechas las marauillas que han ſido hechas en voſotras, en otro tiempo ouieran hecho penitencia en ſacco y en ceniza.

22. Portãto yo os digo, que à Tyro y à Sidõ ſerá mas tolerable el caſtigo en el dia del juyzio que à voſotras.

23. Y tu Capernaum, que eres leuantada haſta el cielo, haſta los infiernos ſerás abaxada: porque ſi en los de Sodoma fueran hechas las marauillas que han ſido hechas en ti, ouierã q̃dado haſta el dia de oy.

24. Portanto yo os digo que à la tierra de los de Sodoma ſerá mas tolerable el caſtigo en el dia del juyzio, q̃ à ti.

Venid a mí y descansad

25. En aquel tiẽpo reſpondiendo IESVS, dixo, Alábote Padre, Señor del cielo y de la tierra, que ayas eſcondido eſto de los ſabios y de los entendidos, y lo ayas reuelado à los niños.

26. Anſi Padre, pueſque anſi agradó en tus ojos.

27. Todas las coſas me ſon entregadas de mi Padre: y nadie conoció àl Hijo, ſi no el Padre: ni àl Padre conoció alguno, ſi no el Hijo, y aquel à quien el Hijo lo quiſiere reuelar.

28. Venid à mi todos los que eſtays trabajados, y cargados: q̃ yo hos haré deſcãsar.

29. Lleuad mi yugo ſobre voſotros, y aprended de mi, q̃ ſoy mãso y humilde de coraçon: y hallareys deſcanſo para vueſtras almas.

30. Porq̃ mi yugo es facil, y ligera mi carga.

La Biblia del Oso 1559

Casiodoro de Reina © Versión de Dominio Público.






Anuncios