x

Biblia Online

Anuncios




Juan 6 - La Biblia del Oso  RV 1569

Alimentación de los cinco mil

1. Paßadas eſtas coſas, fueſe Ieſus de la otra parte de la mar de Galilea, que es de Tiberia.

2. Y ſeguialo grande multitud. porq̃ vian ſus ſeñales que hazia en los enfermos.

3. Subió pues Ieſus à vn monte, y eſtuuo alli con ſus Diſcipulos.

4. Y eſtaua cerca la Paſcua, el dia de la Fieſta de los Iudios.

5. Y como alçó Ieſus los ojos, y vido que auia venido à el grande multitud, dize à Philippe: Dedonde compraremos pan para que coman eſtos?

6. Mas eſto dezia tentandolo, porque el ſabia loque auia de hazer.

7. Reſpondióle Philippe, Dozientos dineros de pã no les baſtarán para que cada vno deellos tome vn poco.

8. Dizele vno de ſus Diſcipulos, Andres hermano de Simon Pedro.

9. Vn mochacho eſtá aqui que tiene cinco panes de ceuada y dos peces: mas que es eſto entre tantos?

10. Entonces Ieſus dixo, Hazed recoſtar la gente: y auia mucha yerua en aquel lugar. y recoſtaronſe como numero de cinco mil varones.

11. Y tomó Ieſus aquellos panes, y auiendo hecho gracias, repartió à los Diſcipulos y los Diſcipulos à los q̃ eſtauan recoſtados: anſi miſmo de los peces quanto querian.

12. Y como fueron hartos, dixo à ſus Diſcipulos, Coged los pedaços que han quedado, porque noſe pierda nada.

13. Cogeron pues, y hinchieron dozé eſportones de pedaços de los cinco panes de cedeua, q̃ ſobraron à los q̃ auiã comido.

14. Aquellos hombres entonces, como vieron la ſeñal que Ieſus auia hecho, dezian, Que eſte verdaderamente es el Propheta, que auia de venir àl mundo.

15. Y entendiendo Ieſus que auian de venir para arrebatarlo, y hazerlo Rey, boluió à huyrſe àl monte el ſolo.

Jesús anda sobre el mar

16. Y como ſe hizo tarde, decendieron ſus Diſcipulos à la mar.

17. Y entrando en vn nauio, venian de la otra parte de la mar hazia Capernaũ. Y era ya eſcuro, y Ieſus no auia venido à ellos.

18. Y la mar ſe començó à leuantar cõ vn gran viento.

19. Y como ouierõ nauegado como veynteycinco o treynta eſtadios, veen à Ieſus que andaua ſobre la mar, y ſe acercaua àl nauio: y ouieron miedo.

20. Mas el les dixo, Yo ſoy, no ayays miedo.

21. Y ellos lo recibieron de buena gana en el nauio: y luego el nauio llegó à la tierra donde yuan.

La gente busca a Jesús

22. El dia ſiguiente la compaña que eſtaua de la otra parte de la mar, como vido que no auia alli otra nauezilla ſino vna, en la qual ſe auian entrado ſus Diſcipulos, y q̃ Ieſus no auia entrado con ſus Diſcipulos en el nauio, mas que ſus Diſcipulos ſolos ſe auian y do.

23. Y que otras nauezillas auian arribado de Tiberia, junto àl lugar donde auian comido el pan, deſpues de auer el Señor hecho gracias;

24. Como vido pues la compaña que Ieſus no eſtaua alli, ni ſus Diſcipulos, entrarõ ellos tambien en las nauezillas, y vinieron à Capernaum buſcando à Ieſus.

Jesús, el pan de vida

25. Y hallandolo de la otra parte de la mar, dixeronle, Rabbi, quando llegaſte acà?

26. Reſpondioles Ieſus, y dixo, Decierto decierto os digo, que me buſcays, no por las ſeñales que aueys viſto, mas por el pan que comiſtes, y os hartaſtes.

27. Obrad no para la comida que perece, mas para la comida que à vida eterna permanece, la qual el Hijo del hombre os dará: porque à eſte ſeñaló el Padre, es à ſaber Dios.

28. Y dixeronle, Que haremos para que obremos las obras de Dios?

29. Reſpondió IESVS, y dixoles, Eſta es la obra de Dios, es à ſaber , Que creays en el que el embió.

30. Dixeronle entonces, Que ſeñal pues hazes tu, paraque veamos, y te creamos? Que obras?

31. Nueſtros padres comieron el Manna en el deſierto: como eſtá eſcripto, Pan del cielo les dió à comer.

32. Y IESVS les dixo, De cierto de cierto os digo que no os dió Moyſen pan del cielo: mas mi Padre os dá el verdadero pan del cielo.

33. Porque el pan del cielo es aquel, que decendió del cielo, y da vida àl mundo.

34. Y dixeronle, Señor, da nos ſiempre eſte pan.

35. Y IESVS les dixo, Yo ſoy el pan de vida: elque à mi viene, nunca aurá hambre: Y el que en mi cree, no aurá ſed jamàs.

36. Mas ya os he dicho, que aunque me aueys viſto, no me creeys.

37. Todo loque el Padre me dá, vendrá à mi: y àlque à mi viene, no lo echo fuera.

38. Porque he decendido del cielo, no para hazer mi volũtad, mas la voluntad del que me embió.

39. Y eſta es la voluntad del que me embió, es a ſaber , del Padre, Que todo lo q̃ me diere, no pierda deello, mas que lo reſuſcite, en el dia poſtrero.

40. Item, eſta es la voluntad del que me embió, Que todo aquel que vee àl Hijo, y cree en el, aya vida eterna: y yo lo reſuſcitaré en el dia poſtrero.

41. Murmurauan entonces deel los Iudios, porque auia dicho, yo ſoy el pan que decendi del cielo:

42. Y dezian, No es eſte IESVS, el hijo de Ioſeph, cuyda madre y padre noſotros conocemos? como pues dize eſte, Oue del cielo he decendido?

43. Y IESVS reſpõdió, y dixoles, No murmureys entre voſotros.

44. Ninguno puede venir à mi, ſi el Padre, que me embió, no lo truxere: y yo lo reſuſcitaré en el dia poſtrero.

45. Eſcripto eſtá en los Prophetas, Y ſerán todos enſeñados de Dios. anſique todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene à mi.

46. No que alguno aya viſto àl Padre, ſi no aquel q̃ vino de Dios eſte hà viſto àl Padre.

47. Decierto decierto os digo que el que cree en mi, tiene vida eterna.

48. Yo ſoy el pan de vida.

49. Vueſtros padres comieron el Manna en el deſierto, y ſon muertos:

50. Eſte es el pan que deciende del cielo: paraque el que de el comiere, no muera.

51. Yo ſoy el pan biuo que he decendido del cielo: ſi alguno comiere deeſte pan, biuirá para ſiempre: y el pan que yo daré, es mi carne, laqual yo daré por la vida del mundo.

52. Entonces los Iudios contendiã entreſi, diziendo, Como puede eſte darnos ſu carne à comer?

53. Y IESVS les dixo, De cierto de cierto os digo que ſi no comierdes la carne del Hijo del hõbre, y beuierdes ſu ſangre, no tẽdreys vida en voſotros.

54. Elque come mi carne, y beue mi ſangre, tiene vida eterna: y yo lo reſuſcitaré en el dia poſtrero.

55. Porque mi carne, verdaderamente es comida: y mi ſangre verdaderamente es beuida.

56. Elque come mi carne, y beue mi ſangre, en mi permanece, y yo en el.

57. Como me embió el Padre Biuiente, y yo biuo por el Padre, anſi tambien elque me come el tambien biuirá por mi.

58. Eſte es el pan que decendió del cielo: no como vueſtros padres comierõ el Mãna, y ſon muertos: el que come deeſte pan, biuirá eternalmente.

59. Eſtas coſas dixo en la Synoga enſeñando en Capernaum.

Palabras de vida eterna

60. Y muchos de ſus Diſcipulos oyendo lo dixeron, Dura es eſta palabra, y quien la puede oyr?

61. Y ſabiendo IESVS en ſi miſmo que ſus Diſcipulos murmurauan deeſto, dixoles, Eſto os eſcandaliza?

62. Pues que ſerá, ſi vierdes àl Hijo del hombre que ſube donde eſtaua primero?

63. El Eſpíritu es el que dá vida: la carne à nada aprouecha: las palabras q̃ yo os ha blo, Eſpiritu ſon, y vida ſon.

64. Mas ay algunos de voſotros que no creen. Porque IESVS deſde el principio ſabia quien eran loſque no auian de creer, y quien lo auia de entregar.

65. Y dezia, Por eßo os he dicho, Que ninguno puede venir à mi, ſi no le fuere dado de mi Padre.

66. Deſde eſto muchos de ſus Diſcipulos boluieron atràs, y ya no andauan con el.

67. Dixo entonces IESVS à los Doze, Quereys hos voſotros yr tambien.

68. Y reſpondióle Simon Pedro, Señor, aquien y remos? tienes palabras de vida eterna:

69. Y noſotros creemos, y conocemos, Que tu eres el Chriſto, el Hijo del Dios Biuiente.

70. Ieſus les reſpõdió, No os he yo eſco gido Doze, y el vno de voſotros es diablo?

71. Y hablaua de Iudas de Simon Iſcariota: porque eſte era elque lo auia de entregar, elqual era vno de los Doze.

La Biblia del Oso 1559

Casiodoro de Reina © Versión de Dominio Público.





Anuncios