x

Biblia Online

Anuncios


2 Corintios 5 - La Biblia del Oso  RV 1569

1. Porque ſabemos que ſi la caſa terreſtre de eſta nueſtra habitacion ſe des hiziêre, que tenemos de Dios edificio, caſa, no hecha de manos, eterna, en los cielos:

2. Y por eſto tambiẽ gemîmos deßeãdo ſer ſobreveſtidos de aquella nueſtra habitacion celeſtial:

3. Si tambien fueremos hallados veſtidos, y no deſnudos.

4. Porque anſi miſmo loſque eſtamos en eſta cabaña, gemîmos cargados: porque no querriamos ſer deſnudados, antes ſobre veſtidos conſumiẽdo la vida à loque es mortal.

5. Mas elque nos hizo para eſto miſmo es Dios: elqual anſimiſmo nos ha dado el arra del Eſpiritu.

6. Anſique biuimos confiados ſiempre: y ſabiendo, que entretãto que eſtamos enel cuerpo, peregrinamos del Señor.

7. (Porque por fe andamos, no por viſta)

8. Mas confiamos, y querriamos mas peregrinar del cuerpo, y ſer preſentes àl Señor.

9. Y portanto procuramos tambien, ò auſentes, ò preſentes, agradarle.

10. Porque es meneſter que todos noſotros parezcamos delante del tribunal del Chriſto: paraque cada vno ſea pagado de lo propio de ſu cuerpo, como vuiêre hecho, ò bueno, ò malo.

El ministerio de la reconciliación

11. Anſique eſtando ciertos de aquel terror del Señor, persuadimos àl mundo: mas à Dios ſomos manifieſtos: y eſpero que tambien en vueſtras consciencias ſomos manifieſtos:

12. No nos encomendamos otra vez à voſotros: mas damoſhos occaſion de gloriaros de noſotros, paraque tẽgays que reſponder contra loſque ſe glorian en las apparencias, y no en el coraçon.

13. Porque ſi loqueamos, à Dios: y ſi eſtamos en ſeſo, à voſotros.

14. Porque la Charidad del Chriſto nos conſtriñe:

15. Penſando eſto, Que ſi vno fué muerto por todos, luego todos ſon muertos; item, Por todos fue muerto el Chriſto: paraque tambien loſque biuen, ya no biuan para ſi, mas para aquel que murió y reſuſcito por ellos.

16. De manera que noſotros de aqui adelante à nadie conocemos ſegun la carne: y ſi aun àl Chriſto conocimos ſegun la carne, aora empero ya no lo conocemos.

17. Demanera que elque es en el Chriſto, nueua criatura es : las vejezes ſe paßarõ, heaqui todo es hecho nueuo:

18. Y todo eſto por Dios, el qual nos recõcilió à ſi por Ieſus el Chriſto, y [nos] dió el miniſterio de la recõciliaciõ:

19. Porq̃ ciertamente Dios eſtaua en el Chriſto recõciliando el mundo à ſi, No imputandoles ſus peccados: y puſo en noſotros la palabra de la Recõciliaciõ:

20. Anſique embaxadores ſomos en Nõbre del Chriſto como ſi Dios hos oraße por medio nueſtro: oramos hos en Nõbre del Chriſto, Recõciliahos à Dios.

21. Alque no conoció peccado, hizo peccado por noſotros, paraque noſotros fueßemos hechos juſticia de Dios enel.

La Biblia del Oso 1559

Casiodoro de Reina © Versión de Dominio Público.






Anuncios